México señaló que este miércoles que espera varios interesados en la compra de Citibanamex, el negocio de banca de consumo del gigante estadounidense Citigroup en el país, pero que estará atento a los riesgos de concentración en el mercado bancario local.

Citigroup informó el martes que venderá esa operación para concentrar esos esfuerzos en la riqueza global, así como en pagos y préstamos y una presencia minorista específica en Estados Unidos.

El secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, dijo que el Gobierno no tenía sesgo sobre quién podría adquirir los activos de Citibanamex y que los oferentes nacionales y extranjeros eran bienvenidos a competir.

"Más adelante cuando se madure el proceso, el gobierno de México va a estar observando y viendo las diferentes ofertas que hay", dijo el secretario en entrevista con Reuters.

Más temprano, la Secretaría de Hacienda dijo en un comunicado que la decisión de Citigroup planteaba "asuntos delicados", incluyendo el "tema fundamental" de concentración, mismos que recibirán un tratamiento "riguroso y exigente.

También dijo que Citigroup hizo saber su salida oportunamente a autoridades hacendarias mexicanas y que la directora del grupo, Jane Fraser, "vino personalmente a México a explicar la decisión" y enfatizó que el gigante financiero mantendrá en el país actividades de banca corporativa mayorista, "lo que implicará nuevas inversiones".

Un portavoz de la Secretaría de Hacienda dijo que Fraser vino a México hace 10 días y se reunió con Rogelio Ramírez de la O. El funcionario dijo a Reuters que había informado al presidente Andrés Manuel López Obrador sobre su visita.

Más temprano, el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, afirmó que seguramente serán varios los grupos empresariales interesados en ofertar por Citibanamex y descartó que el Gobierno tenga interés en hacerlo porque está enfocado en invertir en grandes proyectos de infraestructura.

El funcionario también rechazó que la decisión de Citigroup sea negativa para México, cuya economía se desplomó un 8,5% en 2020 golpeada por el coronavirus.

"No es una mala señal, sino el ejercicio del derecho que tiene un grupo financiero de trasladar sus inversiones, o simple o sencillamente de retirar, en términos de utilidad, parte de su capital o todo su capital", añadió.

Potenciales interesados 

Los posibles compradores de Citibanamex, fundado a mediados de 2001 por la venta del Grupo Financiero Banamex-Accival a Citigroup, podrían provenir de Canadá, España o de México.

El canadiense Bank of Nova Scotia ya opera en el país, las filiales locales de los españoles Banco Santander y BBVA tendrían el efectivo para ofertar y los mexicanos Banorte e Inbursa podrían usar la operación para desafiar al anterior dúo.

Una fuente con conocimiento del tema dijo a Reuters que Santander "está entre los posibles postores" que analizan la compra. Santander declinó comentar al respecto.

Alejandra Marcos, analista de renta variable de Intercam Banco, dijo que Inbursa, actualmente el séptimo banco más grande de México, tiene los medios para presentar una oferta fuerte y no enfrentaría los mismos obstáculos regulatorios que Banorte debido a la participación de mercado de este último.

"El único banco mexicano con capacidad financiera para esto es Inbursa, pero por supuesto otros grupos de empresarios podrían unirse para hacer una oferta atractiva", dijo Marcos.

Un portavoz de Slim no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios. Banorte tampoco comentó al respecto.

Fuentes del sector financiero señalaron que es probable que el gobierno mexicano de izquierda quiera un comprador que no aumente el poder de mercado de los principales bancos del país, como BBVA, que actualmente tiene más de una quinta parte.

También parece probable que prefiera a un sucesor mexicano de Citi, lo que abre la posibilidad de que un consorcio de compradores se una para adquirir los activos, dijeron.

El brasileño Itau, que compró las operaciones de consumo de Citi en la nación sudamericana en 2016, también podría ser un oferente, dijo Eduardo Rosman de BTG Pactual Equities.

Itau declinó hacer comentarios.

La noche del martes, el empresario mexicano Ricardo Salinas, dueño de Banco Azteca y tercera mayor fortuna del país, anunció que ha pedido a su equipo que estudie la conveniencia de "adquirir Citibanamex", sin dar más detalles.

Las acciones de Banorte cerraron el miércoles con un alza del 3,37% y las de Inbursa con un repunte de 0,49% en la bolsa mexicana.