Estocolmo. H&M, el segundo minorista de moda más grande del mundo, dijo este jueves que había dejado de comprar cuero de Brasil temporalmente debido a preocupaciones ambientales relacionadas con los incendios del Amazonas.

"Debido a los severos incendios en la parte brasileña de la selva amazónica y las conexiones con la producción de ganado, hemos decidido suspender temporalmente el cuero de Brasil", dijo H&M en un comunicado.

"La prohibición permanecerá activa hasta que existan sistemas de garantía creíbles para verificar que el cuero no contribuye al daño ambiental en el Amazonas", dice el documento.

Una portavoz de H&M dijo que la mayor parte del cuero del grupo provenía de Europa y que una parte muy pequeña era de Brasil.

La decisión de H&M se suma a la de la firma estadounidense matriz de las marcas Timberland, Vans y North Face, que la semana pasada dijo que dejará de comprar cuero de Brasil.

La decisión fue una de las primeras señales de un impacto económico concreto de la controversia sobre los incendios, que según el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, están bajo control.

Miles de incendios forestales han estado quemando partes de la selva amazónica durante semanas, lo que ha llevado a un fuerte escrutinio sobre la industria cárnica de Brasil, considerada uno de los principales motores de la economía.