California. La aplicación estadounidense Instacart informó que planea contratar a 300.000 trabajadores más a tiempo completo, para ayudarlo a entregar alimentos a las personas durante la pandemia de coronavirus. 

Según publica el portal Engadget, la tecnológica ha incrementado el volumen de pedidos en 150% en las últimas semanas, producto del período de cuarentena que se cumple en el estado de California.

La compañía actualmente opera en alrededor de 5.500 ciudades en Estados Unidos y Canadá. 

El plan de Instacart lo hará contratar ampliamente en estados como California y Nueva York. En el primero, por ejemplo, planea atraer a aproximadamente 54.000 nuevos trabajadores a tiempo completo. 

En otros estados, como Texas y Florida, también contratará a miles de nuevo personal y les proporcionará licencia por enfermedad remunerada si se les diagnostica COVID-19 o si necesitan aislarse.

"Como consumidor, puede utilizar la nueva opción de entrega sin contacto de Instacart para ayudar a mantener a las personas seguras", señaló la compañía.

Instacart aclara que los trabajadores a contratar son "de servicio completo", pero siguen siendo independientes, no empleados de la compañía. 

Instacart, fundada en 2012, es una compañía de tecnología estadounidense valorada en casi US$8.000 millones que opera como un servicio de entrega y retirada de comestibles en el mismo día.