El Observador de Uruguay. La tendencia mundial de alquiler de autos de uso temporal llegó a Uruguay. La empresa VIP rent a car lanzó el servicio de alquiler flexible temporal o carsharing, a través de una aplicación móvil, con el pago mínimo de una hora. La rentadora comenzó con el carsharing hace un mes y medio a través de la representación en Uruguay de la empresa Latin Car, de origen estadounidense, dedicada exclusivamente a este servicio. 

Según informó el portal Sala de Redacción, para acceder al servicio el usuario deberá abonar una suscripción mensual, que le permitirá asociarse a la aplicación, disponer de la red y compartir los vehículos. 

Los vehículos de la flota se podrán pedir o reservar utilizando la aplicación con hasta un año de anticipación. Luego, deberá dirigirse a uno de los puntos de retiro y distribución más cercanos a su ubicación y desbloquear el auto con la app, de forma similar a lo que sucede con los monopatines eléctricos. La llave del vehículo se encuentra dentro del mismo.

Para operar en la ciudad la empresa cuenta actualmente con tres puntos de entrega fijos en Montevideo; su local ubicado en Arenal Grande y Uruguay, el Aeropuerto de Carrasco y el Puerto de Montevideo.

Pese a esto último, la propuesta es vista con buenos ojos en el sentido de promover el uso de vehículos eléctricos y disminuir la circulación de autos particulares. 

En esta primera fase, la empresa cuenta con 12 autos disponibles para este servicio. La suscripción se realiza de forma anual y cuesta US$20 mensuales, y la hora tiene un precio de US$3, que se abona luego del uso, a través de la tarjeta de crédito a la que está asociada la suscripción.

El director de la empresa, Pablo Nuñez, informó a Sala de Redacción que el servicio se basará en un sistema de “comunidad autocontrolada”, donde un usuario al recibir un vehículo podrá reseñar o valorar al conductor que lo usó anteriormente. También indicó que aquellos que no cuiden debidamente los vehículos serán desafiliados.

En diálogo con El Observador, Nuñez explicó que para la gente es difícil adaptarse a este sistema, por eso todavía no hay mucha demanda del servicio. "Están acostumbrados al sistema particular de alquiler, va a llevar su tiempo porque no entienden cómo funciona". 

Evaluar posibilidades. El alquiler de auto por hora es un concepto que surgió en Suiza a nes de la década de los 1980, pero que en los últimos años creció con fuerza en una veintena de países como Alemania, Francia, España y Estados Unidos.

En marzo, la Intendencia de Montevideo (IM) recibió dos propuestas para instalar un sistema de carsharing en la ciudad, algo que está a estudio de la comuna, ya que los emprendimientos pidieron contar con espacios en la vía pública para estacionar, afirmó el director de Movilidad, Pablo Inthamoussu durante la Jornada de Conferencias sobre Movilidad Eléctrica. "Estamos evaluando dos proyectos de carsharing. Todavía no tenemos una decisión pero son proyectos innovadores que estamos mirando con mucho interés", aseguró Inthamoussu.

El sistema de carsharing plantea el mismo formato al de los monopatines eléctricos que desembarcaron en Montevideo, pero con autos. Sin embargo, Inthamoussu adelantó que la IMM no tiene una decisión tomada y que la posibilidad de ceder espacios de estacionamiento está a estudio. Pese a esto último, la propuesta es vista con buenos ojos en el sentido de promover el uso de vehículos eléctricos y disminuir la circulación de autos particulares.