Sao Bernardo do Campo. La filial brasileña de Mercedes-Benz, líder local en camiones y autobuses, anunció este martes una inversión de 1.400 millones de reales (US$338 millones) para lanzar una nueva línea de camiones, apostando a que el mercado interno crecerá en el 2020, incluso si las exportaciones caen.

"Argentina es nuestro mayor mercado de exportación y ha mostrado signos de recuperación en los últimos dos meses, pero volverá a caer, eso está claro", dijo Philipp Schiemer, presidente de Mercedes Benz en Brasil y América Latina.

La inversión es parte de un paquete ya anunciado, que debería sumar 2.400 millones de reales (US$580 millones) para 2022.

Schiemer dijo a los periodistas en la planta de Mercedes Benz en Sao Bernardo do Campo que las exportaciones de camiones y autobuses hechos en Brasil ahora representan menos del 30% de su producción, mientras que en su apogeo representaban "casi el 50%".

Brasil no se ha recuperado por completo de la peor recesión en un siglo ocurrida entre 2015 y 2016. Los analistas coinciden en que el PIB crecerá menos del 1% en 2019.

"Brasil hoy es más pobre que en 2012 y 2013", dijo Schiemer.

Mercedes Benz también dijo que vendió 500 camiones a Ambev y 1.600 autobuses a la ciudad de Sao Paulo.

Agregó que comenzará un segundo turno en su línea de producción de autobuses para satisfacer la demanda.