Sao Paulo. México ha habilitado 26 nuevos establecimientos de Brasil para exportar de carne de aves, básicamente de pollo, informó el Ministerio de Agricultura brasileño este lunes, ya proyectando una expansión consistente en las ventas del mayor exportador global de carne de pollo.

Las unidades habilitadas incluyen plantas de la BRF y de la Seara, controlada por el grupo de alimentos JBS, según la Asociación Brasileña de Proteína Animal (ABPA).

El Ministerio de Agricultura dijo que la medida representa un aumento del 130% en el número de unidades brasileñas aptas para exportar carne de aves a la nación de América del Norte, que ahora totaliza 46 plantas.

"La expectativa es que la habilitación de nuevas plantas permita la reanudación de la tendencia de ampliación en las exportaciones brasileñas de carne de pollo a México", comentó el secretario de Relaciones Internacionales del Agronegocio del Ministerio, Odilson Silva, en el comunicado.

Según la ABPA, fueron habilitadas plantas de Paraná, Santa Catarina, Rio Grande do Sul, Minas Gerais, Goiás y Distrito Federal, de las empresas Coasul, Copacol, Somave, Bello Alimentos, GT Foods, Aurora Alimentos, Pollos Granjeiro, Pollos Pionero, Jagua en el caso de que se produzca un cambio en la calidad de los alimentos.

México produce anualmente 3,9 millones de toneladas de carne de pollo e importa más 640 mil toneladas, o el 13,4% de su consumo, según datos del Ministerio de Agricultura. Los principales proveedores son Estados Unidos, Brasil y Chile.

El presidente de la entidad, Francisco Turra, celebró la autorización para nuevas unidades y destacó que el mercado mexicano presentó un "exponencial" crecimiento en las importaciones de carne de pollo brasileña a lo largo de 2018.

"La señal es de un escenario aún más demandante el próximo año, lo que debe influir en el saldo general de las exportaciones de Brasil. Las nuevas habilitaciones muestran, además, la confianza de México en el sistema brasileño, lo que genera buenas expectativas, también, acerca de la apertura del mercado a la carne porcina de Brasil", afirmó Turra.

México produce anualmente 3,9 millones de toneladas de carne de pollo e importa más 640 mil toneladas, o el 13,4% de su consumo, según datos del Ministerio de Agricultura. Los principales proveedores son Estados Unidos, Brasil y Chile.

De enero a octubre de este año, los envíos brasileños de esa proteína a México sumaron US$138 millones, agregó el ministerio, diciendo que las habilitaciones fueron resultado de una misión de auditoría efectuada por autoridades mexicanas en agosto.

El sector de carnes de Brasil tuvo la imagen reprobada después de las operaciones por casos de corrpción y contaminación, desplegadas por la Policía Federal.

Según el Ministerio de Agricultura, además de los resultados obtenidos en lo que se refiere a las plantas de carne de pollo, se está discutiendo la llegada, aún en 2018, de otra misión mexicana a Brasil, esta vez para evaluar la ampliación del número de establecimiento habilitados a exportar carne bovina termoprocesada.