Milán. San Faustin, el holding que controla al gigante italiano de tubos de acero Tenaris, dijo que un tribunal de Milán le ordenó a la compañía y a sus propietarios enfrentar un juicio por un caso de corrupción en Brasil.

"Nos enteramos de que un juez del tribunal de Milán envió a juicio a Roberto Bonatti, Gianfelice Rocca, Paolo Rocca y a la compañía San Faustin", dijo la empresa en un comunicado, confirmando lo que las fuentes habían dicho anteriormente a Reuters.

Tenaris, un proveedor líder de tuberías para la industria energética mundial, está controlado por el grupo Techint, que a su vez es propiedad de la familia italiana Rocca a través de su holding financiero San Faustin.

El caso de Milán gira en torno a presuntos sobornos pagados a un ejecutivo del grupo energético brasileño Petrobras para obtener contratos por valor de alrededor de 1.400 millones de euros (US$1.520 millones).

Los fiscales dicen que un gerente de Techint presuntamente pagó alrededor de 6,6 millones de euros al ejecutivo de Petrobras durante el período de 2009 a 2014.

San Faustin, que tuvo ingresos consolidados por US$90.000 millones en el período 2009-2012, dijo que confiaba en que el tribunal demostraría que tanto el grupo como los miembros de su directorio habían actuado con "absoluta propiedad".

Petrobras no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios por correo electrónico fuera del horario comercial normal.

La primera audiencia en el juicio está programada para el 14 de mayo en Milán.