Ciudad de Panamá.- El Gobierno de Panamá está decidido a concretar los proyectos de la cuarta línea de electricidad del país y la interconexión con Colombia, una vez depurados los aspectos que despierten inconformidades, declaró el secretario de Energía y presidente de la Empresa de Transmisión Eléctrica (ETESA), Jorge Rivera Staff.

El funcionario explicó a ANPanamá que nada más llegar al cargo hace 22 días se ha puesto a revisar con su equipo las iniciativas pendientes para darles continuidad.

“El proyecto de la cuarta línea lo estamos evaluando, desde el proceso de precalificación que se dio el año pasado por parte de la Empresa de Transmisión Eléctrica, ciertos actores del sector energético panameño habían manifestaron su inconformidad con algunas aspectos puntuales del proyecto”, recordó.

Insistió en que se está reevaluando varios de los aspectos del diseño, “de hecho esa licitación fue declarada desierta por las autoridades anteriores y estamos aprovechando ese lapso, entendemos es uno de los proyectos que pudieran ser beneficiosos para el país, pero no solamente es importante ver el qué, sino el cómo se hacen las cosas, que para nosotros es importante en estos casos, evaluar algunos aspectos técnicos en torno a la seguridad energética, del diseño, y sobretodo regulatoriamente, teníamos muchas dudas con relación a la cuarta línea”.

“Lo que pasa ahora es estudiarlo, analizarlo, hacer una reevaluación y hacer los ajustes que sean necesarios para llevarlo adelante, por ahora no estamos hablando de plazos, no hemos tenido las autoridades de ETESA la oportunidad de revisarlo en detalle”, apuntó.

Rivera añadió que como presidente de la Junta Directiva de ETESA también llevará el asunto a esa instancia para analizarlo “y es uno de nuestros asuntos prioritarios, retomarlo y tomar una decisión en los plazos que necesita el país de que se lleve adelante”.

La licitación fue declarada desierta el pasado 21 de mayo, luego que solo dos de los cinco proponentes se presentaron y ninguno reunía los requisitos técnicos completos. El proyecto se inició en 2016 y debe estar operativo en 2023

Sobre el proyecto de interconexión eléctrica con Colombia, que tiene más de diez años de ejecución, reconoció que “tiene muchos retos ambientales, regulatorios, incluso hasta de seguridad por la ruta que seguían”.

“El avance que hemos encontrado es la anuencia de las autoridades de la comarca Guna Yala y de la comarca Guna Guardandi de permitirle a los promotores del proyecto, que son Panamá y Colombia (ETESA-ISA),  de que se permita hacer los estudios, en eso estamos, también estamos validando la viabilidad financiera, que es importante, pero la idea es ir poco a poco, entrar a darnos cuenta del avance real, no hemos tenido la oportunidad de participar en la junta directiva de la empresa binacional que lleva adelante el proyecto”, aclaró.

Argumentó que la integración eléctrica regional es una necesidad, no solamente para Panamá, también para Centro y Sudamérica, “es el único lugar de todo América en donde no hay una interconexión, pero hay que llevarla de una forma sostenible, responsable y como lo hemos hecho hasta ahora, paso a paso, plantear los ajustes que sean necesarios para llevarlo adelante”.

Rivera afirmó que “no, por supuesto que no se descartan ninguno de los proyectos, tenemos la voluntad  de llevar adelante la integración energética, que es una parte de la integración de los pueblos, de los gobiernos y de las economías de toda América Latina”.