Río de Janeiro. La petroquímica brasileña Braskem SA dijo este miércoles que Petróleos Mexicanos, como se conoce formalmente al productor estatal de petróleo Pemex, no le había notificado la cancelación de un contrato de suministro de gas etano en México.

El comunicado fue una respuesta a las noticias sobre un desacuerdo entre el gobierno del país y la sucursal local del fabricante de plásticos.

Pemex suministra gas etano a la planta petroquímica Etileno XXI de Braskem Idesa. El gas etano es usado para producir eteno, lo que reduce las necesidades de México de importar la materia prima utilizada para producir plástico para botellas y empaques, entre otras aplicaciones.

"El contrato de suministro de etano en México permanece activo y válido", dijo la firma en un comunicado el miércoles. "La empresa refuerza sus compromisos de buscar soluciones constructivas a la falta de etano en México".

La crisis entre Braskem-Idesa y el gobierno del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador por acusaciones de corrupción se ha intensificado en los últimos días, poniendo en duda el futuro de la planta Etileno XXI de US$5.200 millones inaugurada en 2016, informó el miércoles el diario Valor.

El lunes, Post Online Media dijo que Pemex había anunciado el 14 de noviembre que cancelaría un contrato con Braskem-Idesa, una asociación entre Braskem y la petroquímica mexicana Idesa Group, para suministrar gas a Etileno XXI.

En cambio, según la publicación, Petróleos Mexicanos otorgaría un permiso a IEnova si acepta exportar gas que la Comisión Federal de Electricidad contrató en exceso durante el sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto.