Pasar al contenido principal
Royal Dutch Shell confirma que se retrasa hasta 2022 la venta de su refinería en Texas a Pemex
Viernes, Diciembre 17, 2021 - 07:41

En mayo, Shell anunció un acuerdo para vender a su socia mexicana el 50% en la refinería de Deer Park, en Texas, por US$ 596 millones. La concreción del convenio se esperaba este mes, pero ahora las autoridades dijeron que necesitarán más tiempo.

La compañía europea de hidrocarburos Royal Dutch Shell confirmó este jueves que la venta de su participación mayoritaria en una refinería de Texas a la petrolera estatal mexicana Pemex se ha retrasado hasta el próximo año.

Se esperaba que la revisión de la operación por parte del Comité de Inversión Extranjera en Estados Unidos (CFIUS), un grupo de seguridad nacional presidido por el Tesoro, terminara este mes pero se ha extendido hasta el próximo año, dijo el portavoz de Shell, Curtis Smith.

En mayo, Shell hizo público un acuerdo para vender a su socia Pemex su participación del 50% en la refinería de 302.800 barriles por día (bpd) Deer Park, en Texas, en las afueras de Houston, por aproximadamente US$ 596 millones. La concreción del convenio se esperaba este mes, habían dicho autoridades.

"Teníamos la esperanza de poder concluir la venta antes de fin de mes, sin embargo, ahora parece que se necesitará todo el tiempo", dijo Smith. "Seguiremos cooperando con el CFIUS mientras revisa la transacción", añadió.

Pemex no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios pero una fuente de la empresa estatal dijo que no había tal retraso pues se tiene "legalmente" hasta el 13 de enero del 2022 para obtener la autorización.

Añadió que una vez que el CFIUS otorgue su aprobación, será "cuestión de días" para concluir el proceso.

El retraso indica que el CFIUS ha superado su periodo inicial de revisión de 45 días y ha entrado en un segundo periodo de investigación. El comité se encarga de revisar las ventas de infraestructuras críticas a compradores extranjeros para determinar implicaciones de seguridad nacional.

La segunda fase no supone un posible rechazo por parte de la autoridad. Las interrogantes planteadas durante la revisión inicial pueden resolverse con una carta de acuerdo o un convenio de mitigación, según un antiguo funcionario del CFIUS que no participó en la revisión de Pemex.

Según el acuerdo de venta, Shell mantendrá el control de su planta química vecina, de su propiedad absoluta, y tendrá sólo una refinería en Estados Unidos, la planta de 230.611 bpd en Norco, Luisiana.

La compra de Deer Park por parte de Pemex, una de las petroleras más endeudadas del mundo, forma parte del plan del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador para lograr la autosuficiencia en el consumo de los combustibles que requiere México.

Autores

Reuters