Ciudad de México.- Incentivado por la protección del acuerdo comercial TMEC, uno de los principales sindicatos mexicanos acusó a Home Depot de bloquear la actividad sindical y amenazó con huelgas si la cadena estadounidense no mejora los pagos y beneficios para los trabajadores.

La Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) está presionando para lograr un aumento salarial del 20%, y beneficios como 20 días de vacaciones anuales y más apoyo a los trabajadores en materia de transporte, útiles escolares de sus hijos, comida y fondos de ahorro.

La CROC también ha urgido a la compañía de productos para el hogar a que termine con la discriminación, el acoso sexual y los despidos injustificados, de los que asegura tiene conocimiento el sindicato y los consejos laborales.

Los reclamos a Home Depot, donde la CROC tiene 40 contratos colectivos en 18 estados del país, crecieron con los avances alcanzados para el nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (TMEC), explicó González.

"Emplazamos a huelga por violaciones a los derechos de trabajadores y para revisar contrato colectivo de trabajo", dijo a Reuters el secretario general de la CROC, Isaías González.

Home Depot tiene alrededor de 6.200 empleados con contratos sindicalizados, según la CROC.

González agregó que las demandas son similares a las presentadas en marzo contra la cadena minorista Walmart de México (también estadounidense), después de que el Gobierno aprobara una reforma para proteger a los trabajadores y acabar con añejas relaciones de connivencia entre sindicatos y compañías que generaron los llamados "contratos de protección".

En su momento, Walmart y la CROC alcanzaron un acuerdo para evitar las huelgas.

Los reclamos a Home Depot, donde la CROC tiene 40 contratos colectivos en 18 estados del país, crecieron con los avances alcanzados para el nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (TMEC), explicó González. Hasta ahora el acuerdo ha sido aprobado por la Cámara de Representantes de Estados Unidos solo después de que México se comprometió a fortalecer sus leyes laborales.

"Ya es el momento de actuar, porque ya tenemos la nueva ley, tenemos TMEC, y no podemos estar sujetos al criterios de empresa que no quiere. Están acostumbrado a contractos de protección. Pero así se acabó con la nueva ley de trabajo", agregó González.

El TMEC tiene que ser ratificado todavía por el Senado de Estados Unidos.