Cancún, QR.- Dan Brouillette, subsecretario estadounidense de Energía, aseguró que en los próximos 15 años se incrementarán “dramáticamente” las inversiones en energía renovables en México, gracias “al impresionante poder del viento, el sol y las fuentes geotérmicas del país". 

Durante la cena previa al encuentro USA-Mexico CEO Dialogue, llevado a cabo en Mérida, Yucatán, el funcionario dijo además que gracias a la abundante energía de ambos países y la integración e interdependencia de los mercados energéticos, hay “amplias oportunidades de impulsar la Inversión Extranjera Directa y la inversión privada entre fronteras”.

Aseguró que los gobiernos de ambos países comparten la  convicción de que se debe continuar la producción de energéticos en ambos lados de la frontera de forma “abundante, costeable, eficiente y confiable, desde las gasolinas fósiles hasta las fuentes de cero emisiones como la energía nuclear, la hidráulica, la eólica y la solar”.

Sobre la integración de ambos mercados, mencionó que México es el tercer proveedor más grande de importación de crudo a los Estados Unidos.

“Al mismo tiempo, México es el destino número uno de exportaciones de gas natural y productos refinados de Estados Unidos. Casi la mitad del consumo de gasolina en México es ahora importado desde Estados Unidos, y más de la mitad de las exportaciones de gas natural de Estados Unidos son destinadas a México”. 

El funcionario mencionó por último que en ambos países se tiene la convicción de que no se necesita sacrificar el desarrollo energético o el progreso económico para mantener limpio el medio ambiente.

En un discurso aparte, el secretario de Comercio, Wilbur Ross, aseguró que durante el 2017 la Inversión Extranjera Directa de los Estados Unidos en México sumó mas de US$109.000 millones, mientras que la inversión de México en Estados Unidos superó los US$35.000 millones. 

El funcionario anunció que han entrado en una una nueva fase para “educar a los legisladores” sobre la importancia del T-MEC para las comunidades empresariales de México, Estados Unidos y Canadá, además de que habrá más beneficios para los trabajadores de las tres naciones una vez que se consolide el nuevo acuerdo comercial. 

El funcionario añadió que la integración económica entre México y Estados Unidos se manifiesta en el hecho de que México es el segundo mercado de exportación de la Unión Americana y su tercer socio comercial, lo cual representó más de US$678.000 millones en comercio bilateral de bienes y servicios durante el 2018.