El empresario colombiano-boliviano Germán Efromovich, quien en mayo fue removido de la Junta Directiva de la colombiana Avianca Holdings, quiere comprar el 30% de la aerolínea Alitalia, que se encuentra en administración concursal desde mayo de 2017.

Efromovich informó en una entrevista al diario “Il Sole 24 Ore”, citada por la agencia EFE, que se trata de una propuesta personal que ha enviado a la compañía pública italiana Ferrovie dello Stato, encargada de elaborar un plan estratégico para Alitalia.

Según el medio, una participación del 30% en Alitalia, la aerolínea de bandera italiana en quiebra, supondría desembolsar, al menos, 240 millones de euros (US$271 millones).

"Queremos unirnos a la gerencia de la compañía y me gustaría ser el director ejecutivo, al menos al principio", declaró Efromovich. Su intención, según explicó al periódico, es "participar en la gestión y en la reestructuración de la aerolínea".

Germán Efromovich aún se mantiene como el accionista mayoritario de Avianca, con el 78% de los derechos de voto y el 52% del capital de la aerolínea.

Efromovich fue destituido como presidente de la Junta Directiva de Avianca Holdings luego de una brecha crediticia de US$456 millones, aunque en la entrevista aseguró que tenía siete años para pagarlo.

Sin embargo, el empresario aún se mantiene como el accionista mayoritario de Avianca, con el 78% de los derechos de voto y el 52% del capital de la aerolínea.

Para la adquisición de la participación en Alitalia, el empresario colombiano asegura que cuenta con el dinero y no requerirá de préstamo bancario.

Germán Efromovich recordó que compró Avianca cuando estaba en bancarrota en 2004 y la convirtió en la segunda aerolínea más grande de América Latina con 189 aviones, 22.000 trabajadores y con una facturación que ha pasado de US$350 millones a US$4.500 millones.

Según la publicación, Delta Air Lines estaría dispuesta a entrar con un 15% en el capital de Alitalia, mientras que Ferrovie se comprometería a quedarse con un 30%.

La aerolínea alemana Lufthansa y la británica de bajo coste easyJet mostraron inicialmente su interés por hacerse con algunos activos de Alitalia, pero se retiraron de las conversaciones al no convencerles la propuesta del Gobierno italiano.

Luego de ello, el gobierno italiano extendió el plazo para las ofertas vinculantes hasta el 15 de julio.

*Con información de EFE.