Bogotá. Uber reinició el jueves sus operaciones de transporte de pasajeros en Colombia con un nuevo modelo de servicio, veinte días después de suspenderlas por un fallo previo de un organismo de control que la empresa calificó como "arbitrario".

"Hemos buscado nuevas alternativas para seguir trabajando por ayudar a conectar a las personas en el país y así responder al apoyo que recibimos de la comunidad en las últimas semanas", dijo Uber en un comunicado.

El retorno a las operaciones se hace con algunos cambios, que la plataforma anuncia como temporales, y que tienen que ver con la aparición de nuevas categorías de servicios: por horas, UberYa, Economy, Comfort y XL. Las modificaciones también implican la forma de contratación de los servicios.

Sobre este último punto, la plataforma aseguró a través de un comunicado que este nuevo “modelo permitirá arrendar un vehículo con un conductor, bajo un acuerdo entre las partes al momento de la llamada. La aplicación será el punto de contacto que conecta a las dos partes para que entre ellas celebren un contrato”.

En el contrato, la empresa especifica que "Uber es un proveedor de servicios de tecnología que no ofrece servicios de transporte, no funciona como transportista, ni opera como agente para el transporte de viajeros", con lo que pretende evitar las restricciones que hay en el país para el servicio de transporte público individual.

Hasta el momento, no está claro cuáles son las bases legales del regreso de la plataforma, pues la inclusión del nuevo modelo podría poner al servicio más allá del espectro de aplicación del fallo.

La aplicación cesó sus operaciones en Colombia el 31 de enero de este año, luego de un fallo de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) resolviera una demanda de una empresa asociada a una compañía de taxis contra la plataforma; el pleito se basaba en competencia desleal.

Hasta el momento, no resulta del todo claro cuáles son las bases legales del regreso de la plataforma, pues la inclusión de este contrato de arrendamiento podría poner al servicio más allá del espectro de aplicación del fallo que originó su salida.

La Superintendencia de Industria y Comercio no ha emitido un pronunciamiento sobre la decisión de Uber. El Ministerio de Transporte dijo que no se pronunciaría al respecto.

En Colombia, que carece de una regulación clara sobre el transporte de pasajeros a través de aplicaciones, operan otras empresas como Didi y Cabify.

Para Mauricio Toro, representante a la Cámara, la maniobra de Uber tiene validez jurídica, “pero no soluciona el fondo del asunto". A su juicio "es urgente que el Congreso apruebe el Proyecto de Ley 2929 (…) para regular de forma completa, acertada e inteligente”.

La aplicación tiene más de dos millones de usuarios en Colombia y cuenta con 88.000 conductores asociados que, a la luz del cambio contractual anunciado este jueves, no saben si seguirse llamando socios o arrendatarios.

"En Uber seguimos comprometidos con Colombia y deseamos mantener un diálogo abierto con las autoridades del país para aportar nuestra experiencia a la construcción de un marco normativo moderno que se adapte a las necesidades del entorno", dijo la empresa que aseguró haber pagado más de US$20 millones en impuestos y tener la intención de ampliar su inversión en el país.

Al detender sus operaciones a finales de enero, Uber le dijo al gobierno colombiano que consideraría llevar su disputa a arbitraje internacional con base en la violación de un acuerdo comercial con EE.UU.

En su momento, la compañía consideró que la decisión de Colombia constituía una censura que iba en contra de la libertad de expresión en línea y la neutralidad de internet, diciendo que había sido tratada injustamente.

La firma de transporte dijo que sus cálculos iniciales sugieren que los daños por suspender su servicio en Colombia superarán los US$250 millones.

En enero, el presidente Ivan Duque dijo desde el Foro de Davos que las empresas de tecnología eran bienvenidas en Colombia, pero dijo que tenían que operar en igualdad de condiciones.

**Le puede interesar: Ruddy Wang, regional CEO de Jump: " Nuestra ventaja es que somos parte de Uber, no un actor solitario en la micromovilidad"

*Con información de El Espectador y Reuters.