Grupo Aeroméxico cambia de capitán. El empresario Eduardo Tricio dejó la presidencia del consejo de administración a Javier Arrigunaga Gómez del Campo, ex director de Grupo Financiero Banamex y ex presidente de la Asociación de Bancos de México.

El nuevo dirigente deberá tomar la estafeta para apuntalar las gestiones de la aerolínea ante la Secretaría de Comunicaciones (SCT) y participar en la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

“Aeroméxico está abierto. Se ha hecho el ofrecimiento varias veces a las autoridades para ver bajo qué esquema de inversión se puede participar”, comentó una fuente del grupo al término de la asamblea en la que fue investido Arrigunaga.

Además tendrá que seguir, a detalle, la eventual aprobación en el Senado de la República del nuevo convenio aéreo con Estados Unidos y la investigación que realiza la Comisión Federal de Competencia Económica sobre distribución de slots en el aeropuerto Benito Juárez, de la capital.

En el tema de slots, al interior del grupo hay certeza de que Aeroméxico y Aeroméxico Connect han sido eficientes en la dministración de los espacios asignados por la autoridad a las aerolíneas que ahí operan, de la misma manera que cualquier otra aerolínea bandera a nivel internacinal.

En un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores, se explicó que durante la presidencia de Tricio “se consolidó el mayor plan de inversión en la historia de la aviación en México, con la compra de 100 aviones Boeing”.

El cambio de mando. El relevo dado a conocer se planeó hace varias semanas en un ambiente ameno, según trascendió. Luego de 27 meses, el también presidente de Grupo Lala anunció en asamblea ordinaria su decisión de retirarse, aunque se mantiene como consejero propietario del grupo.

Javier Arrigunaga es consejero de Aeroméxico desde el 2007, año en que Banamex, del que era director, integró un grupo de inversionistas que adquirió la empresa.

La propuesta de Tricio, que quedará como consejero en la empresa, de la que es el mayor accionista, fue aprobada por unanimidad en un encuentro amigable donde se destacaron los principales logros de su gestión. Entre entre ellos, el incremento en el precio de la acción (que pasó de 19.47 a 29.30 pesos en la BMV ) y las mejoras en el ambiente laboral tras los acuerdos logrados con sus sindicatos.

El cambió llamó la atención en el sector de los negocios, porque resulta poco común que un accionista de control deje la presidencia de un consejo.

Uno de los asistentes a la asamblea narró que el empresario nacido en Torreón, Coahuila, aseguró que la decisión tomada era la correcta y que había encontrado en Arrigunaga “a la persona indicada” para hacer el relevo. En respuesta, el ex banquero dijo: “Me entusiasma continuar con la extraordinaria labor de Eduardo Tricio y poder colaborar con el equipo de profesionales de Aeroméxico”.

Personas relacionadas con ambos personajes han comentado que la transición en el grupo pasará desapercibida porque existe una relación de confianza entre ellos y el director de Aeroméxico, Andrés Conesa.

“Como que se acomodaron las cosas y veremos que los resultados seguirán siendo favorables”, informó un directivo vía telefónica.

Ocupará asientos en consejos de administración. Javier Arrigunaga Martín del Campo, que hasta octubre pasado fue director general de Banamex, además de presidente de Aeroméxico y participó en banco Compartamos, será también consejero de Kuo y de Dine.

En la asamblea extraordinaria de este martes, el grupo Industrial Kuo determinó que el ex banquero se sumará a la empresa como consejero. El grupo industrial tuvo una escisión del negocio inmobiliario que se constituyó como Dine. El ahora presidente del Consejo de Administración de Aeroméxico también será consejero del rubro inmobiliario de lo que era Desc, lo que quedó establecido el pasado lunes en una asamblea extraordinaria de la empresa.

Javier Arrigunaga, que laboró en el Banco de México, fue el encargado del extinto Fobaproa y vivió en Banamex el caso de Oceanografía. El directivo decidió dejar la institución a finales del año pasado y dedicarse a otras actividades.

Según la información disponible, el abogado no se dedicará a un solo negocio, sino que estará activo en varios frentes. Desde inicios del presente año trabaja con sus ex jefes, Alfredo Harp Helú y Roberto Hernández, en la búsqueda y desarrollo de nuevos negocios. Los que lo conocen destacan que busca tener un portafolio de actividades y de empresas y no tener actividades operativas en un solo negocio.

En Dine estará en el consejo de administración, entre otros consejeros propietarios, con Fernando Senderos Mestre, Carlos Gómez y Gómez, Valentín Diez Morodo, entre otros.

Mientras que en Kuo, Javier Arrigunaga Martín del Campo será consejero independiente con Valentín Diez Morodo y Alberto Baillères González.

Países: 
Entidades: 
Imagen: