Asunción. El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, rindió este martes un homenaje al ex dictador paraguayo Alfredo Stroessner durante un acto junto a su colega paraguayo Mario Abdo en la hidroeléctrica que ambos países comparten sobre el río Paraná.

Los mandatarios asistieron a la asunción del nuevo director brasileño de Itaipú, Joaquim Silva e Luna, en el edificio de producción de la central en Hernandarias a 340 kilómetros al este de Asunción.

En su discurso, Bolsonaro recordó a las autoridades brasileñas que estuvieron al frente de las negociaciones para el inicio de las obras de la hidroeléctrica a mediados de la década de 1960 y de su construcción posterior.

"Pero Marito, todo esto no sería suficiente si no tuviésemos de este lado a un hombre de visión, un estadista que sabía perfectamente que su país, Paraguay, solo podría proseguir y progresar si tuviese energía", dijo el mandatario mirando a su colega.

"Entonces aquí también mi homenaje a nuestro general Alfredo Stroessner", agregó.

Stroessner gobernó con mano dura el país durante 35 años hasta 1989. Abdo es hijo de quien fue su secretario privado y creció junto a los nietos del dictador, pero desde que asumió la presidencia del país evita referirse públicamente al general.

Durante el periodo de Stroessner hubo 59 ejecuciones extrajudiciales, 336 desaparecidos, 18.772 torturados y 3.470 exiliados, según un informe de la Comisión de Verdad y Justicia del año 2008.

Bolsonaro y Abdo tienen previsto reunirse el 12 de marzo en Brasilia para iniciar conversaciones sobre Itaipú y sobre la construcción de un segundo puente entre ambos países en el río Paraná.