Jerusalén.- Brasil abrió una nueva misión comercial para Israel en Jerusalén este domingo, en un aparente retroceso desde las señales que había dado previamente, de que seguiría a Estados Unidos con una mudanza de su embajada completa a la disputada ciudad.

El anuncio se conoció durante una visita del presidente brasileño Jair Bolsonaro - un admirador del presidente Donald Trump, quien rompió un consenso mundial al reconocer a Jerusalén como la capital israelí a fines de 2017 y mudar la embajada estadounidense allí en mayo pasado.

Bolsonaro había sugerido en enero que seguiría este camino con la embajada brasileña. Eso podría haber sido un triunfo para el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, quien espera ganar un quinto mandato en las elecciones de la próxima semana.

Pero los funcionarios brasileños posteriormente dieron marcha atrás con la idea por temor a dañar los lazos comerciales con los países árabes.

"Brasil decidió crear una oficina en Jerusalén para promover el comercio, la inversión, la tecnología y la innovación como parte de su embajada en Israel", dijo en Brasilia el Ministerio de Relaciones Exteriores, en un comunicado.

Como es el caso de la mayoría de los otros países, la embajada de Brasil está en Tel Aviv.

"¡Obrigado por abrir una oficina diplomática en Jerusalén!", dijo el ministro israelí de Relaciones Exteriores en funciones, Israel Katz, en un comentario en Twitter.

Netanyahu ha buscado resaltar sus credenciales de estadista y garante de la seguridad durante la campaña electoral, frente a su contendiente centrista popular, el exjefe de las fuerzas armadas Benny Gantz.