México.- La alcaldía de la ciudad mexicana de Tijuana, estado de Baja California (noroeste), alista dos nuevos albergues para alojar a los miles de migrantes centroamericanos que llegan en caravana, informó  un funcionario local.

El secretario de Gobierno de Tijuana, Leopoldo Guerrero, señaló en entrevista radiofónica que el albergue habilitado en un deportivo desde el pasado 11 de noviembre, cuando la caravana comenzó a llegar en grupos, ya está rebasado.

La instalación en canchas de béisbol y fútbol, separada sólo por una autopista de la frontera con Estados Unidos, atendió hasta el viernes a 5.032 migrantes, cuando se preparó para albergar a 3.500 personas, detalló.

Guerrero dijo que esperan el arribo de más centroamericanos, ya que unos 2.000 se encontraban la mañana de este sábado en la vecina ciudad de Mexicali, muchos de ellos alistándose para dirigirse a Tijuana.

"Probablemente hoy rebasemos las 6.000 personas aquí en la ciudad", indicó el funcionario.

La caravana migrante salió de Honduras el pasado 13 de octubre con el fin de llegar a Estados Unidos, donde sus integrantes buscan una mejor calidad de vida.

"Tenemos listos dos espacios que probablemente el día de hoy se concreten porque es urgente", explicó Guerrero.

Reiteró que la alcaldía declaró el jueves pasado una crisis humanitaria, con el fin de conseguir la asistencia de Naciones Unidas, ya que el gobierno local carece de recursos para enfrentar la masiva llegada.

El secretario de Gobierno local insistió en que la ayuda enviada por el gobierno mexicano a la ciudad ha sido insuficiente, incluso mencionó que la comida que recibieron duró sólo dos días.

Guerrero prevé que los centroamericanos estarán hasta seis meses en Tijuana, ante la lentitud con la que Estados Unidos procesa solicitudes de asilo, puesto que la lista de espera es larga y pueden pasar semanas antes de que sean llamados a presentar su caso.

Mientras tanto, las autoridades en Tijuana lidian para brindarles servicios básicos, evitar brotes epidemiológicos y mantener el orden en el albergue y el resto de la ciudad, abundó el funcionario.

Añadió que la alcaldía prepara el escrito de petición formal de asistencia humanitaria y lo entregará el lunes o el martes próximo a la Secretaría de Gobernación (ministerio del Interior) de México.

El gobierno estadounidense respondió a la llegada de la caravana a Tijuana con un reforzamiento de la seguridad en la garita fronteriza para vehículos de San Ysidro, lo cual aumentó el tiempo de cruce para quienes estudian o trabajan en ambos lados de la frontera, agregó Guerrero.

"A largo plazo nos va a generar conflictos económicos en toda la ciudad", alertó el secretario de Gobierno de Tijuana.