Bogotá. Colombia intenta confirmar la muerte en Venezuela durante un enfrentamiento entre grupos armados ilegales de Jesús Santrich, uno de los principales líderes de las disidencias de las FARC que rechazaron un acuerdo de paz y decidieron continuar la lucha armada, anunció este martes el ministro de Defensa.

Seuxis Paucias Hernández, más conocido como Jesús Santrich, apoyó inicialmente el acuerdo de paz de 2016 y era buscado por Estados Unidos por cargos de narcotráfico, mientras que las Fuerzas Armadas de Colombia aseguraban que se refugiaba en Venezuela con el apoyo del Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

"Información de inteligencia señala que en presuntos enfrentamientos ocurridos ayer en Venezuela habría muerto alias 'Santrich' y otros delincuentes. Información en verificación", escribió en su cuenta de Twitter el ministro Diego Molano.

"De confirmarse este hecho, se comprueba que en Venezuela se refugian narcocriminales", agregó el funcionario.

Santrich desapareció a finales de junio de 2019 tras abandonar a sus escoltas en una zona de capacitación y reincorporación para excombatientes en el departamento de Cesar, cerca de la frontera con Venezuela, en lo que fue considerado por el Gobierno de Colombia como una burla al acuerdo de paz.

A finales de agosto de ese mismo año, apareció en un video junto con Iván Márquez y otros combatientes que se habían desmovilizado anunciando su regreso a la lucha armada por considerar que no se honró un acuerdo de paz.

Santrich, de 53 años, había asumido como congresista a comienzos de junio de 2019, después de que la Corte Suprema ordenó su libertad luego de que otro tribunal le reconoció su condición de legislador tras haber permanecido más de un año en la cárcel por cargos de narcotráfico.

El exnegociador de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) tenía uno de los 10 escaños en el Congreso que le otorgó a ese grupo convertido en partido político un acuerdo de paz firmado para acabar un conflicto de más de medio siglo que ha dejado 260.000 muertos.

Unos 13.000 miembros de las FARC se desmovilizaron en el marco del acuerdo, que puso fin a la participación del grupo rebelde en más de 50 años de conflicto armado.

Colombia ofrecía una recompensa de hasta 3.000 millones de pesos (US$ 810.000) por información que permitiera ubicar y capturar a Santrich, mientras que la Interpol había expedido una circular roja que ordena su detención en 194 países.

El Gobierno de Venezuela no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios sobre la versión de la muerte de Santrich en ese país.

Fuentes de seguridad de Colombia estiman que las disidencias de las FARC lideradas por Márquez y Santrich cuentan con alrededor de 1.500 combatientes dedicados a actividades de narcotráfico.