Washington.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este martes que su Gobierno todavía no ha aplicado lo que calificó como "las sanciones más duras" contra Venezuela.

"Como saben no hemos impuesto las sanciones más duras", sostuvo el mandatario republicano tras discutir la crisis del país sudamericano con su par brasileño, Jair Bolsonaro.

Estados Unidos impuso en enero sanciones contra la petrolera venezolana PDVSA, en la medida más dura hasta la fecha contra el gobierno del presidente socialista Nicolás Maduro. Washington es uno de los países que han reconocido al líder opositor Juan Guaidó como mandatario interino del país petrolero.

Pero el Gobierno del republicano aún no ha tratado de evitar que las compañías con sede fuera de Estados Unidos compren petróleo venezolano, una estrategia conocida como "sanciones secundarias".

Las sanciones secundarias fueron parte de la estrategia de Washington para cortar los ingresos a Irán, que eventualmente ayudó a forzar a Teherán a negociar un acuerdo nuclear con seis potencias mundiales en 2015.