Caracas. Estados Unidos incluyó al ministro venezolano de Industria, Tareck El Aissami, en la lista de los 10 fugitivos más buscados por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), según la página web de la dependencia.

De acuerdo con el aviso, que fue anunciado este miércoles en la cuenta de Twitter de ICE, El Aissami, de 44 años, es buscado por sus presuntos vínculos con el narcotráfico internacional.

"Él facilitó cargamentos de narcóticos desde Venezuela, incluyendo control de aviones que salieron de una base aérea venezolana y rutas de drogas mediante los puertos en Venezuela", dice el aviso, citando a la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), que ya lo había sancionado en 2017.

El Ministerio de Comunicación de Venezuela no respondió de inmediato a una solicitud de comentario.

Según la OFAC, El Aissami "supervisó o fue dueño parcial de cargamentos de narcóticos de más de 1.000 kilogramos desde Venezuela en múltiples ocasiones, incluyendo aquellos con México y los Estados Unidos como destinos finales".

El Aissami ha tenido una larga trayectoria bajo gobiernos chavistas. Fue ministro del Interior, Justicia y Paz en 2008, luego gobernador del estado Aragua entre 2012 y 2017. Después fue vicepresidente ejecutivo y actualmente es también vicepresidente de Economía.

Según la OFAC, El Aissami "supervisó o fue dueño parcial de cargamentos de narcóticos de más de 1.000 kilogramos desde Venezuela en múltiples ocasiones, incluyendo aquellos con México y los Estados Unidos como destinos finales".

El empresario venezolano Samark José López Bello, de 45 años, vinculado a El Aissami y sancionado por el Departamento del Tesoro, también figura en la lista de ICE (https://www.ice.gov/most-wanted).

El Gobierno de Estados Unidos anunció en marzo cargos criminales contra El Aissami por violar las sanciones impuestas por Washington hace dos años, cuando fue acusado de narcotráfico.

El ministro venezolano fue señalado por evadir las sanciones de febrero de 2017 al contratar empresas estadounidenses para que le prestaran servicios de vuelos privados, incluido un viaje a Venezuela desde Rusia el 23 de febrero.