Washington. Estados Unidos impuso este lunes sanciones contra siete venezolanos, dijo el Departamento del Tesoro, la más reciente acción de Washington para elevar la presión sobre el gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Las sanciones recayeron sobre siete políticos que encabezaron un intento del gobierno de Maduro de arrebatar el control del Congreso venezolano de manos del líder opositor, Juan Guaidó, dijo el Tesoro en un comunicado.

El choque por la presidencia del legislativo se desató el 5 de enero, cuando el oficialismo designó como jefe del Congreso a Luis Parra, un diputado expulsado de un partido de la oposición a fines del 2019 por denuncias de corrupción.

Pero Guaidó, a quien piquetes antimotines bloquearon el paso a la Asamblea Nacional, logró ser reelegido ese mismo día por 100 votos, de 167 posibles, emitidos individualmente y en voz alta por cada legislador, en una sesión pública realizada al este de Caracas.

Washington puso en la lista negra a Parra y otros políticos "que, a instancias de Maduro, intentaron bloquear el proceso democrático en Venezuela", dijo el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, en el comunicado.

Los otros incluidos el lunes en la lista negra son: Franklyn Duarte y José Noriega, designados por el oficialismo como primer y segundo vicepresidente del Parlamento; y José Brito, Conrado Pérez, Adolfo Superlano y Negal Morales.

Las medidas del Tesoro prohíben el acceso a los mercados financieros de Estados Unidos, congelan los activos que están bajo el control estadounidense e impiden a sus ciudadanos realizar transacciones con los sancionados.

A los siete venezolanos incluidos en la lista negra "se les puede eliminar las sanciones si se ponen del lado del pueblo de Venezuela y de Juan Guaidó como su líder legítimo", agregó el Tesoro.