Washington. El Departamento de Transporte de EE.UU. ordenó la suspensión de todos los vuelos comerciales de pasajeros y carga entre Estados Unidos y Venezuela, citando informes de disturbios y violencia en los aeropuertos del país sudamericano.

En una carta al Departamento de Transporte solicitando la detención, el Departamento de Seguridad Nacional dijo que "las condiciones en Venezuela amenazan la seguridad de los pasajeros, aeronaves y la tripulación que viajan hacia o desde ese país".

El Ministerio de Información de Venezuela no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Muchas líneas aéreas internacionales dejaron de volar a Venezuela de todos modos debido a preocupaciones de seguridad y disputas por el dinero que dicen que el gobierno les debe.

American Airlines, anteriormente la mayor aerolínea que prestaba servicios entre Estados Unidos y Venezuela, en marzo dijo que suspendía indefinidamente sus vuelos a ese país.

American Airlines, anteriormente la mayor aerolínea que prestaba servicios entre Estados Unidos y Venezuela, en marzo dijo que suspendía indefinidamente sus vuelos a ese país.

En abril, la Administración Federal de Aviación de EE.UU. prohibió a los operadores aéreos estadounidenses volar por debajo de 26.000 pies en el espacio aéreo de Venezuela.

La administración del presidente Donald Trump, amplió la semana pasada el alcance de sus sanciones a Venezuela a los sectores de servicios de defensa y seguridad para tratar de aumentar la presión económica sobre el presidente Nicolás Maduro.

Los movimientos son parte de una campaña que alcanza cuatro meses contra Maduro, mientras Estados Unidos incrementa su apoyo al líder opositor Juan Guaido.