Ciudad de México.- El paso a través de la frontera entre México y Estados Unidos será restringido sólo para el turismo, dijo el viernes el canciller del país latinoamericano, como parte de las medidas para evitar la propagación del coronavirus, sin que se afecte el comercio en uno de los cruces más transitados del mundo.

Más tarde el viernes, el gobierno de Donald Trump anunciará restricciones de viaje en la frontera común. En la semana, el mandatario estadounidense anunció que la frontera entre Estados Unidos y Canadá cerrará para todos los viajes no esenciales.

"La disposición de las autoridades norteamericanas (estadounidenses) sí va a afectar a quienes van de paseo", dijo Ebrard en rueda de prensa. "Sí se va a restringir para el caso del turismo y recreación, esencialmente".

Las actividades turísticas y comerciales entre Estados Unidos y México generaron el año pasado cerca de US$612.000 millones, de acuerdo con la Oficina del Censo estadounidense.

"Lo que estamos solicitando es que las personas que no tengan un objetivo de trabajo, de comercio o esencial, que pospongan sus visitas a Estados Unidos", agregó el funcionario.

Las actividades turísticas y comerciales entre Estados Unidos y México generaron el año pasado cerca de US$612.000 millones, de acuerdo con la Oficina del Censo estadounidense.

El coronavirus ha dejado 164 contagios y un muerto en México, frente a los 13.880 casos y 200 fallecidos en el vecino del norte. El brote, que apareció en China a fines del año pasado, ha dejado más de 245.049 infectados y ha causado la muerte de 10.028 personas alrededor del mundo.

En el concurrido cruce fronterizo de San Ysidro, entre San Diego, California, y la ciudad fronteriza mexicana de Tijuana, más de 3 millones de vehículos personales cruzaron legalmente cada mes del año pasado, según datos oficiales.

Los peatones que cruzan la frontera, muchos yendo a trabajar o a clases, oscilan entre 750.000 y casi 1 millón cada mes.