El Gobierno mexicano ha anunciado este martes que repatriará desde Estados Unidos el antiguo avión presidencial con vistas a gestionar su posible venta, un proceso complejo en el que las autoridades están buscando fórmulas alternativas, incluido el alquiler.

El director del Banco Nacional de Obras (Banobras), Jorge Mendoza, ha confirmado que la ausencia de compradores en firme ha llevado al Gobierno a gestionar el retorno del avión desde el hangar de Estados Unidos en el que se encuentra desde diciembre de 2018.

Mendoza ha explicado en rueda de prensa que, durante este tiempo, ha habido varios interesados, con propuestas que han llegado incluso a los US$130 millones, pero no se ha concretado nada por ahora. Con su retorno, el Gobierno aspira a relanzar su venta, bien sea de manera individual o en conjunto.

La Secretaría de la Defensa Nacional será la encargada del mantenimiento, y la aeronave será depositada en el antiguo hangar presidencial.

El Presidente argumentó que el Boeing 787 "José María Morelos y Pavón", está diseñado para volar más de cinco horas continúas, y en México sólo podría hacerlo a Tijuana, Baja California.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, que tras llegar al poder anunció su deseo de deshacerse de parte de las aeronaves oficiales, ha alegado que no quiere "malbaratar" el avión. Así, ha defendido que pase a manos de la Fuerza Aérea mientras se examinan posibles opciones.

Entre las ideas que estudia el Ejecutivo mexicano está vender el avión por partes, según López Obrador, que ha planteado la posibilidad de que puedan adquirirlo hasta doce empresas para utilizarlo en viajes para sus directivos, según el diario 'El Universal'.

El presidente López Obrador mencionó que ya hace gestiones con empresarios para que puedan adquirir el avión para sus empleados. Hizo un llamado para que se pueda adquirir, pues expresó que se mantiene en su postura de no utilizarlo.

El Presidente argumentó que el Boeing 787 "José María Morelos y Pavón", está diseñado para volar más de cinco horas continúas, y en México sólo podría hacerlo a Tijuana, Baja California.

El Primer Mandatario admitió que entre más tiempo se lleve la venta del avión presidencial y otras aeronaves, el gobierno eroga más en mantenimiento. 

* Con información de Europa Press y El Economista de México.