El Grupo de Lima ratificó la tarde de este martes la sublevación de un grupo de militares en contar del gobierno de Nicolás Maduro, atendiendo el llamado del líder opositor Juan Guaidó, y pidieron no calificarlo como golpe de Estado.

Tras una reunión de urgencia por videoconferencia, motivado por la crisis política en Venezuela, al menos 11 países de la región miembros del Grupo emitieron un comunicado en el que respaldan el liderazgo de Guaidó, para recuperar la democracia en Venezuela.

En el pronunciamiento, renuevan su llamado a la Fuerza Armada Nacional de Venezuela para que manifieste su lealtad a Guaidó como presidente interino. "(...) para que, fieles a su mandato constitucional, cesen de servir como instrumentos del régimen ilegítimo para la opresión del pueblo venezolano y la violación sistemática de sus derechos humanos", señala.

La agrupación que incluye a la mayoría de los países latinoamericanos, se declaró en sesión permanente, y se reunirán de manera presencial el próximo viernes 3 de mayo, en la ciudad de Lima, Perú.

Al mismo tiempo, conminan a Nicolás Maduro a cesar la usurpación, "para que pueda empezar la transición democrática, la normalización constitucional y la reconstrucción económica y social de Venezuela".

El Grupo de Lima advierte además sobre la responsabilidad directa del gobierno de Maduro y de los cuerpos armados y de inteligencia "por el uso indiscriminado de la violencia para reprimir el proceso de transición democrática y el restablecimiento del Estado de Derecho en Venezuela".

La agrupación que incluye a la mayoría de los países latinoamericanos, se declaró en sesión permanente, y se reunirán de manera presencial el próximo viernes 3 de mayo, en la ciudad de Lima, Perú.

*Con información de Biobiochile.