Madrid.- El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, al que más de 50 estados reconocen como "presidente encargado" de la nación caribeña, entre ellos España, protagonizó este sábado una concentración de la diáspora venezolana en España en la Puerta del Sol de Madrid en la que ha llamado a la "acción" para "recuperar la democracia" en el país.

Cientos de personas atendieron la convocatoria del "presidente encargado" para concentrarse este 25 de enero en la Puerta del Sol, a pesar de la lluvia y de que el encuentro se ha retrasado hasta casi las 19.30, una hora y media después de lo previsto, debido a la apretada agenda del político venezolano en Madrid.

Guaidó, que se dirigió a los manifestantes desde una tarima situada frente a la Calle Arenal, estuvo arropado por destacados opositores, como el ex alcalde metropolitano de Caracas Antonio Ledezma o Lilian Tintori --la mujer de Leopoldo López--, así como por su embajador en España, Antonio Ecarri, entre otros.

También estuvo acompañado por el alcalde y la vicealcaldesa de Madrid, José Luis Martínez-Almeida y Begoña Villacís, que horas antes le habían entregado la Llave de la Ciudad en un acto celebrado en el Ayuntamiento.

"Algunos dicen por ahí que ya se enfrió Venezuela", dijo Guaidó, asumiendo que pudo cometer "errores" pero asegurando que se van a "corregir". "Aún estamos a tiempo de salvar Venezuela", defendió.

En este sentido, instó a los venezolanos a "ponerse en pie" y, en particular, pidió a los migrantes venezolanos en España que ejerzan de "embajadores" de su país.

"Hoy estamos aquí y podemos hacer la diferencia porque hoy tenemos los oídos del mundo", destacó, en alusión a una gira internacional que le ha llevado a Colombia, Reino Unido, Bruselas, el Foro Económico de Davos y Francia, además de a España.

Guaidó se ha mostrado seguro de que contará con el respaldo internacional necesario para propiciar el "cambio" en Venezuela --"El mundo nos va a ayudar, sin ninguna duda"--, si bien subrayó la importancia de que sean los propios venezolanos quienes dirijan el esfuerzo.

"Yo quiero que todos atravesemos esa puerta pero necesito que nos ayuden a empujar (...) Imagínense todos empujando en una dirección ¿cuánto creen que pueda aguantar la dictadura?", ha planteado. "Es una fuerza incontenible", sostuvo.

Además, aprovechó el momento para avanzar a los venezolanos que "van a venir sorpresas". "Nos faltan cosas por hacer, debemos dar el paso siguiente", afirmó sin revelar cuál será. "Lo vamos a lograr, juntos vamos a recuperar este país, no van a poder con los venezolanos, no van a poder con la democracia", aseveró.

"Sánchez traidor". A continuación, Guaidó se dirigió a la sede de la Comunidad de Madrid, en la misma Puerta del Sol, para reunirse con la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, que le recibió a pie de calle.

Guaidó saludó a los manifestantes desde el balcón del edificio, engalanado con las banderas de Venezuela y España, junto a la propia Díaz Ayuso y su vicepresidente, Ignacio Aguado, que le entregaron la Medalla Internacional de la Comunidad de Madrid.

El autoproclamado mandatario interino ondeó una pequeña bandera de Venezuela en medio de gritos de "presidente", "libertad" y "sí se puede".

También se escucharon gritos de "Sánchez traidor", en referencia al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, debido a que no se ha reunido con Guaidó durante su visita a España.

Guaidó explicó, en una rueda de prensa ofrecida tras recibir la Llave de la Ciudad de Madrid, que no ha podido verse con Sánchez por problemas de agenda, al tiempo que ha indicado que espera reunirse con el presidente español en los próximos meses. "Lo que sí estoy seguro es que coincidimos en la necesidad de enfrentar a la dictadura venezolana", ha dicho.

Guaidó sí fue recibido por la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, con quien ha mantenido un encuentro "muy productivo" de unos 45 minutos en Casa América, en palabras del líder opositor.

La jefa de la diplomacia española le transmitió el "pleno respaldo del Gobierno de España a su figura" y su deseo de contribuir, "con todos los medios a su alcance, a generar las condiciones para la celebración de elecciones presidenciales con garantías democráticas", de acuerdo con un comunicado de su Ministerio.