Ciudad de México. El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, prometió este jueves cumplir la decisión de su gobierno de otorgar asilo a varias personas en su embajada en Bolivia, lo que ha provocado tensiones con la administración interina del país andino. "Es una cuestión de principios", afirmó.

"Si nosotros entregamos a estas personas, estaríamos acabando con el derecho de asilo que para México es sagrado", dijo López Obrador.

El presidente mexicano señaló que su país seguirá haciendo valer el derecho de asilo para las personas que están en la embajada del país en Bolivia, pese a que ello valió la expulsión de la embajadora María Teresa Mercado de territorio boliviano el lunes pasado.

"La instrucción que tienen es que se haga valer el derecho de asilo, no podemos flaquear en ese asunto de darle protección a perseguidos políticos", manifestó el mandatario durante su conferencia matutina diaria en Ciudad de México.

López Obrador dijo que se deben mantener el asilo a estas personas, a quienes se les giraron órdenes de aprehensión cuando ya estaban protegidos dentro de la embajada.

Recordó  que el asilo es parte del derecho internacional, y en el caso de México, "hasta en circunstancias más difíciles se ha hecho valer; es un asunto de principios, no vamos a caer en ninguna provocación, es defender nuestro principios de política exterior", indicó.

Dijo que, desde su punto de vista, la embajadora Mercado, quien ya está en México, cumplió un papel "importantísimo" mientras estuvo en el puesto y la calificó como una diplomática "de primer orden quien actuó con inteligencia y firmeza".