Bogotá. Más de 85.000 venezolanos salieron por la frontera sur de Colombia hacia Ecuador en el último mes después de que Quito anunció la exigencia de una visa para permitir el ingreso a su territorio de los inmigrantes de la nación petrolera, informó el lunes el Gobierno de Bogotá.

Sólo en los últimos días el flujo migratorio por el paso fronterizo del Puente de Rumichaca se incrementó en un 30% y el fin de semana más de 11.000 venezolanos cruzaron la frontera rumbo a Ecuador, según Migración Colombia.

El canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, dijo que, aunque cada Estado es libre y soberano de decidir qué medidas toma para enfrentar el flujo migratorio proveniente de Venezuela, la exigencia de documentos o visas no evitará que los inmigrantes sigan saliendo de su país para sobrevivir, sino que provocará un aumento de la migración irregular.

"El paso de los migrantes por lugares no autorizados, o por las llamadas trochas, estimula la delincuencia y la trata de personas, poniendo en riesgo su integridad", dijo Trujillo en una declaración.

Ecuador exige desde este lunes una visa a los ciudadanos venezolanos que quieran ingresar a su territorio como parte de un plan de orden y seguridad del Gobierno para los migrantes que sigue a mayores exigencias de Perú y Chile.

"Además, impide que los Estados identifiquen debidamente a la población que ingresa a su país, generando también que no se sepa con certeza la cifra de migrantes que se quedan para, de esta forma, poder implementar las políticas necesarias y adecuadas para la atención de esta población", agregó.

Ecuador exige desde este lunes una visa a los ciudadanos venezolanos que quieran ingresar a su territorio como parte de un plan de orden y seguridad del Gobierno para los migrantes que sigue a mayores exigencias de Perú y Chile.

Colombia se convirtió en el principal destino de los inmigrantes venezolanos que huyen de la crisis política, económica y social bajo el gobierno del presidente socialista Nicolás Maduro. Más de 1,4 millones de venezolanos se encuentran en Colombia actualmente y muchos de ellos buscan llegar a otros países de Sudamérica como Ecuador, Perú y Chile.

Ecuador ha recibido a unos 320.000 venezolanos y el gobierno estima que podrían aumentar a cerca de medio millón a fin de año.