Montevideo. El ex presidente de Uruguay, José “Pepe” Mujica, declaró este fin de semana que Venezuela experimentaba una dictadura bajo el régimen de Nicolás Maduro, marcando un giro en su relación con el chavismo y también del Frente Amplio uruguayo.

Mujica indicó que Venezuela era una dictadura y que debían ser los mismo venezolanos, los que resolvieran el problema. Palabras dichas durante el programa 970 Noticias de Radio Universal, tras un encuentro con militantes del Movimiento de Participación Popular (MPP).

“Es una dictadura, sí. Pero dictadura hay en Arabia Saudita, con un rey absoluto. Dictadura hay en Malasia, matan 25 tipos por día. Y la República Popular China, ¿qué me dicen? (…) Y le contesto con palabras del doctor (Luis Alberto de) Herrera: si tienen una dictadura, es muy suya y son ellos los que la tienen que resolver”, afirmó Mujica.

Los dichos del ex presidente charrúa marcan el giro dado por el Frente Amplio de Uruguay, pues esta semana, el ministro de Hacienda y tercera figura histórica del conlgomerado, Danilo Astori, también calificó al gobierno de Maduro como una dictadura.

Quien también calificó a Venezuela como dictadura, fue el candidato del FA a las elecciones presidenciales de Uruguay, Daniel Martínez, valorando como "lapidario" el informe de la ONU.

Según Astori, Venezuela es “una dictadura tremenda”, consigó diario el País de Uruguay, pero no se desmarcó de la posición del gobierno de Vásquez, que ha impulsado una iniciativa de diálogo entre Maduro y la oposición, optando por no reconocer a Juan Guaidó como presidente interino, como lo han hecho otros países.

“Así como digo esto digo también que valoro enormemente los esfuerzos que ha hecho nuestro gobierno por evitar lo peor, porque hay cosas peores que esta, y las peores son el baño de sangre, en primer lugar”, señaló Astori.

Quien también calificó a Venezuela como dictadura, fue el candidato del FA a las elecciones presidenciales de Uruguay, Daniel Martínez, valorando el informe de la alta comisionado para los DD.HH., Michelle Bachelet.

“Sí, compañero Danilo (Astori), para la izquierda el tema de los derechos humanos debe ser siempre un imperativo ético. El informe Bachelet es lapidario respecto a Venezuela y se trata de una dictadura. Hay que seguir trabajando en una salida negociada y que el centro sean los venezolanos”, sostuvo.