Lima. El embajador peruano Hugo de Zela, candidato a la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA), aboga porque este organismo promueva la solución de controversias, en una región que atraviesa actualmente por graves conflictos, según declaró el canciller de Perú, Gustavo Meza-Cuadra.

Al comentar las propuestas del candidato de Perú con miras a la elección del nuevo secretario general el próximo 20 de marzo, el ministro peruano agregó que una de las áreas de trabajo que ha propuesto De Zela es "retomar el rol de la OEA como masivo promotor de la solución de controversias, conflictos, y la experiencia que él lleva podría ser bien aprovechada por el organismo".

De Zela es actualmente embajador de Perú en Estados Unidos y ha sido vicecanciller de Perú entre 2018 y 2019, además de jefe de gabinete de la Secretaría General de la OEA en dos oportunidades (1989-1994 y 2011-2015).

En rueda de prensa con corresponsales extranjeros en Lima, Meza-Cuadra afirmó que el objetivo de la propuesta peruana es "lograr un respaldo mayoritario y de consenso, sin embargo sabemos que el contexto es difícil cuando hay polarización, (pues) hay países que apoyan a un lado y otros a otro".

Perú percibe, en opinión de Meza-Cuadra, que "existe en la región una polarización, que no le hace bien a la buena marcha de la región, a los objetivos que tenemos como organismo interamericano".

El actual secretario general de la OEA, Luis Almagro, se postula a la reelección con el apoyo de Colombia, pero no de su país, Uruguay, y la excanciller de Ecuador María Fernanda Espinosa se presenta con el respaldo de Antigua y Barbuda, así como de San Vicente y las Granadinas, pero tampoco cuenta con el de Quito.

"Nosotros mantenemos magníficas relaciones de trabajo con el secretario Almagro, pero tenemos discrepancias en cuanto a la aproximación de algunas de sus políticas", apuntó el canciller.

Durante su periodo en el cargo, se agudizó la crisis humanitaria de Venezuela con miles de sus ciudadanos huyendo a los países de la región, el expresidente de Bolivia Evo Morales abandonó su país en medio de acusaciones de fraude electoral y se intensificaron las protestas sociales en Chile, entre otros hechos.

Perú percibe, en opinión de Meza-Cuadra, que "existe en la región una polarización, que no le hace bien a la buena marcha de la región, a los objetivos que tenemos como organismo interamericano".

Ante este panorama, el gobierno de Martín Vizcarra decidió presentar una candidatura de su país que lo muestre como una nación que busca "promover el diálogo y el consenso a nivel regional".

"Además, por el hecho de que contamos con un diplomático con una trayectoria destacada precisamente en el ámbito interamericano, como es el embajador Hugo de Zela, que ha servido tanto del lado del Gobierno como representante del Perú como al interior del organismo como jefe de gabinete de dos secretarios generales", explicó el canciller.

"Estamos llevando la campaña de manera transparente, abierta y en muy buenos términos con los otros contendores", apuntó el ministro.