Veracruz. Agentes de la Policía Federal y del Instituto Nacional de Migración (INM) rescataron este lunes a 146 migrantes centroamericanos que viajaban en un tráiler, en una carretera del oriental estado mexicano de Veracruz.

Los agentes aseguraron que 115 hondureños, 22 guatemaltecos, 7 nicaragüenses y 2 salvadoreños viajaban en condiciones de hacinamiento, que ponían en riesgo su integridad.

Los migrantes fueron puestos a salvo, recibieron alimentos y atención médica, y posteriormente fueron conducidos ante los responsables de la delegación del INM, para recibir asistencia consular y la posibilidad del retorno asistido a sus países.

En tanto, el conductor y su acompañante fueron puestos a disposición del Ministerio Público para las investigaciones correspondientes.

El estado de Veracruz, un paso obligado para los migrantes que entran a México con la intención de llegar a la frontera norte, colinda con Tabasco, otra entidad mexicana que hace frontera con Guatemala.

Reforzamiento de la vigilancia y amenazas de EE.UU.. Desde octubre de 2018 y a pesar del endurecimiento de la vigilancia en la frontera sur de México, miles de migrantes de los países de Centroamérica, pero también de Cuba, Haití y diversos países africanos y asiáticos, ingresan a este país con el objetivo de llegar a la frontera con Estados Unidos.

El pasado 7 de junio, Estados Unidos y México llegaron a un acuerdo para que el país latinoamericano regulara el flujo migratorio, luego de que Washington amenazara con la imposición de aranceles a productos mexicanos.

Para frenar la cantidad de migrantes que llegaba a Estados Unidos, miles de agentes de la nueva Guardia Nacional y funcionarios migratorios se han instalado a lo largo de todo el país, especialmente en sus fronteras norte y sur.