Madrid.- La Justicia de Estados Unidos ha presentado cargos este miércoles contra Héctor Alejandro Cabrera Fuentes, un ciudadano que de origen mexicano, por haber actuado presuntamente como un agente del Gobierno ruso en territorio estadounidense.

Según informaciones del Departamento de Justicia, el hombre fue reclutado por las autoridades rusas cuando vivía en Singapur y trabajaba como investigador y en 2019 inició el proceso para alquilar un apartamento en la ciudad de Miami, en Florida.

Documentos judiciales señalan que Fuentes viajó a Moscú, la capital de Rusia, donde se habría reunido con un alto cargo del Gobierno que le habría dado detalles sobre un vehículo utilizado por una fuente del Gobierno estadounidense.

Así, las autoridades rusas habrían pedido a Fuentes localizar el vehículo y obtener la matrícula --todo ello sin realizar fotografías-- y entregar la información a Rusia. Tal y como aseguran los investigadores, el ciudadano mexicano viajó a Miami desde Ciudad de México el pasado 13 de febrero con un visado de turista.

Fuentes ha hecho hincapié en que creía que el alto cargo ruso trabajaba para el Servicio Federal de Seguridad de Rusia, que responde ante el presidente, Vladimir Putin.

Al día siguiente fue visto por un guardia de seguridad en la vivienda de la fuente del Gobierno estadounidense a la que supuestamente tenía que espiar. Allí habría realizado una serie de fotografías de la matrícula de un coche, según ha informado la cadena de televisión CNN.

El 16 de febrero fue detenido por agentes de Inmigración en el Aeropuerto Internacional de Miami, donde admitió que "un alto cargo del Gobierno ruso le pidió que llevara a cabo esa operación".

Fuentes ha hecho hincapié en que creía que el alto cargo ruso trabajaba para el Servicio Federal de Seguridad de Rusia, que responde ante el presidente, Vladimir Putin.