El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, anunció la ruptura de relaciones diplomáticas con Venezuela y el cierre de la embajada paraguaya en Caracas tras el juramento de Maduro. El mandatario, en una intervención ante la prensa en el Palacio de Gobierno, señaló que su Gobierno adoptó "la decisión de romper relaciones diplomáticas con la República Bolivariana de Venezuela" con base al "ejercicio de sus atribuciones constitucionales y de la soberanía nacional".

"En ese sentido, se ha dispuesto el cierre de nuestra embajada y el inmediato retiro del personal diplomático paraguayo acreditado ante dicho país", señaló el presidente, quien estaba acompañado de otros miembros de su Gobierno.

Abdo recordó además que Paraguay se adhirió a primeros de este mes a los otros doce países del Grupo de Lima que acordaron no reconocer el "resultado de un proceso electoral ilegítimo". También hizo mención a su toma de posesión de la Presidencia, el 15 de agosto, cuando prometió que "Paraguay iba a promover el respeto a la institucionalidad y a los valores democráticos dentro y fuera de mi país".

"Manifesté que no seríamos indiferentes al dolor de los venezolanos, el respaldo al pueblo de Venezuela debe ser real, es fundamental honrar lo que decimos con hechos concretos y tomar decisiones por principios", dijo.

Paraguay fue el país sudamericano que con más fuerza reaccionó a la asunción del cargo por parte de Maduro, ya que el presidente Mario Abdo anunció la ruptura de relaciones diplomáticas con Venezuela, incluyendo el cierre de la embajada de Paraguay y el retiro inmediato del personal.

* Con información de DW y Reuters.