Washington. El presidente Donald Trump dijo este jueves que quiere revisar el sistema de migración para favorecer a los solicitantes jóvenes, educados y angloparlantes con ofertas de trabajo en lugar de personas con vínculos familiares con estadounidenses, un plan con pocas posibilidades de avanzar en el Congreso.

"Nuestro plan incluye una modernización radical de nuestro proceso de inmigración legal disfuncional. Es totalmente disfuncional", dijo Trump en un discurso, señalando que su gobierno quiere aumentar la seguridad en la frontera y reducir las solicitudes de asilo.

El plan de Trump, que ha sido criticado por los demócratas y los grupos de defensa de la inmigración, tiene como objetivo tratar de unir a los republicanos que quieren impulsar la inmigración y quienes quieren restringirla, antes de las elecciones presidenciales de 2020.

"Si por alguna razón, posiblemente política, no podemos lograr que los demócratas aprueben este plan de alta seguridad basado en méritos, lo aprobaremos inmediatamente después de la elección cuando retomemos la Cámara (de Representantes), el Senado y, por supuesto, la presidencia", dijo Trump.

Actualmente, cerca de dos tercios de los 1,1 millones de personas que pueden emigrar a Estados Unidos cada año reciben tarjetas que otorgan residencia permanente debido a los lazos familiares.

Trump propone cambiar a un sistema "basado en el mérito" similar al que se usa en Canadá, un plan que, según dijo, daría lugar a que el 57% de las tarjetas verdes se basara en el empleo y las habilidades.

Trump propuso mantener los números generales estables, pero cambiar a un sistema "basado en el mérito" similar al que se usa en Canadá, un plan que, según dijo, daría lugar a que el 57% de las tarjetas verdes se basara en el empleo y las habilidades.

Antes del discurso, la presidenta de la Cámara Demócrata, Nancy Pelosi, dijo que "mérito" era un término "condescendiente".

“¿Están diciendo que la familia no tiene mérito? ¿Están diciendo que la mayoría de las personas que alguna vez han venido a Estados Unidos en la historia de nuestro país no tienen méritos porque no tienen un título en ingeniería?", dijo Pelosi a los periodistas.

El plan fue desarrollado por el yerno y asesor principal de Trump, Jared Kushner, y Stephen Miller, un asesor conocido por su línea dura en temas de inmigración.

Se necesitaría el apoyo de los demócratas para promover cualquier legislación a través del Senado liderado por los republicanos, y mucho menos de la Cámara controlada por los demócratas.