Bruselas. La Unión Europea acordó este jueves encabezar un grupo internacional junto con países sudamericanos para ayudar a resolver la crisis en Venezuela, dijo la comisaria de Asuntos Exteriores del bloque, Federica Mogherini.

El grupo incluirá a Francia, Alemania, Italia, Reino Unido, España, Ecuador y Bolivia, y sus tareas acabarán si no hay suficientes avances en 90 días. También estudiará la posibilidad de nuevas sanciones contra el Gobierno del presidente socialista Nicolás Maduro.

“Hemos establecido sanciones específicas y los ministros podrían considerar otras”, dijo Mogherini, principal diplomática de la UE, a los reporteros después de una reunión de ministros de Relaciones Exteriores de la UE en Bucarest.

"El objetivo del Grupo de Contacto Internacional es claro. Es permitir a los venezolanos expresarse libre y democráticamente a través de nuevas elecciones. No se trata de mediar", aseguró la jefa de la diplomacia europea.

Mogherini dijo que "hay unidad total" al respecto y que esperan que se de "lo antes posible".

Mogherini habló la semana pasada con el presidente uruguayo Tabaré Vázquez y el martes se reunió con los cancilleres de Ecuador y Bolivia, y mantuvo conversaciones telefónicas con su pares de México y Canadá y el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, con quien acordó “trabajar hacia una transición pacíca y democrática”, según señaló en un comunicado.

El anunció ocurre el mismo día en que el Parlamento Europeo aprobó reconocer a Juan Guaidó, como el presidente interino de Venezuela.

"Desde Europa, podemos ayudar a cambiar el régimen venezolano y hacer saber que los tiranos nunca podrán representar una posibilidad democrática," dijo el legislador español de centro derecha de la UE Esteban González Pons en un comunicado. 

*Con información de Reuters y DW.