El canciller venezolano, Jorge Arreaza, dijo este viernes que el rearme de un grupo de líderes disidentes de las FARC es "exclusiva responsabilidad" del presidente de Colombia, Iván Duque. De esta manera, Arreaza rechazaba las acusaciones contra Nicolás Maduro. "Resulta insólito que Iván Duque, con absoluta desfachatez, en un acto deleznable, pretenda desplazar hacia terceros países y terceras personas su exclusiva responsabilidad en el planificado desmontaje del proceso de paz y el incumplimiento de los compromisos asumidos y firmados por el Estado colombiano", se indicó en un comunicado leído por Arreaza.

La Administración de Nicolás Maduro exhortó hoy "a los actores que protagonizaron los acuerdos de paz" en Colombia a "agotar todos los esfuerzos para evitar más sufrimiento de la población civil" tras el anuncio del rearme de un grupo disidente de la FARC.

En contacto con el resto de garantes del proceso. El titular de Exteriores dijo, además, que las "arbitrarias decisiones tomadas" por Duque burlaron "abiertamente los compromisos adquiridos" en el proceso de paz.

Aseguró que Venezuela se encuentra en consultas "con el resto de los países acompañantes y garantes del proceso de paz para trazar estrategias inmediatas que permitan el restablecimiento de contactos entre las partes". Arreaza manifestó así su "profunda preocupación" por la "inminente reactivación del conflicto armado".

Por otro lado, el considerado número dos del chavismo, Diosdado Cabello, dijo este jueves que Venezuela no tiene "nada" que ver con lo que sucede en Colombia.

"Lamentamos profundamente lo que está ocurriendo en Colombia, (...) que continúe en el espiral de violencia que tiene 60 años, y eso no comenzó por culpa de Venezuela, eso comenzó porque en Colombia mataron, la oligarquía mató a Jorge Eliécer Gaitán, ahí empezó ¿qué tiene que ver Venezuela? nada", dijo Cabello.