Caracas. El canciller venezolano, Jorge Arreaza, denunció este martes en Ginebra ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas (ONU), la pretensión del gobierno de Estados Unidos de perseguir a los buques que comercialicen petróleo de Venezuela.

"Ayer (lunes), el señor Elliott Abrams, delegado especial de Estados Unidos para Venezuela, anunció que van a perseguir a los buques que transporten petróleo venezolano (...) van a sancionar y van a perseguir a cada una de esas empresas", indicó Arreaza.

En su intervención en la 43ª Sesión Ordinaria del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que se efectúa en la ciudad de Ginebra, Suiza, Arreaza cuestionó la "inacción" del sistema multilateral ante la políticas de sanciones del gobierno estadounidense.

Arreaza expresó que el sistema de la ONU debe defender el derecho de los pueblos de "disponer de sus propios recursos para satisfacer sus necesidades sociales, con el sistema político que soberanamente desean darse".

"Ayer (lunes), el señor Elliott Abrams, delegado de EE.UU. para Venezuela, anunció que van a perseguir a los buques que transporten petróleo venezolano (...) van a sancionar y van a perseguir a cada una de esas empresas", denunció Arreaza.

El funcionario venezolano indicó que las sanciones implementadas por el gobierno de Washington han generado pérdidas a Venezuela "que ya superan los US$120.000 millones", a lo que se suma el despojo de valiosos activos y el bloqueo de recursos en el exterior.

Dijo que desde el 2014, se han adoptado desde Estados Unidos más de 300 medidas "unilaterales" para afectar el funcionamiento de la economía y menoscabar los derechos humanos del pueblo venezolano.

Recordó que el pasado 13 de febrero entregó a la Corte Penal Internacional los documentos para "una investigación por crímenes de lesa humanidad cometidos por las autoridades de los Estados Unidos".

Subrayó que dicha denuncia es una acción para "reivindicar el derecho internacional y la vigencia de la institucionalidad multilateral en búsqueda de la justicia".