La vicepresidenta de Venezuela se reunirá este miércoles con el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, según informó un portavoz de la Cancillería rusa.

Al contrario que en el encuentro que mantuvieron en Moscú en marzo pasado, Rodríguez y Lavrov no comparecerán ante la prensa al término de las negociaciones, añadió la fuente.

La reunión tiene lugar después de que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, suspendiera el diálogo con la oposición debido al bloqueo de los bienes estatales del Gobierno de Venezuela en territorio de Estados Unidos por orden del mandatario,  Donald Trump.

Maduro decidió suspender el diálogo debido a "la grave y brutal agresión perpetrada de manera continuada y artera por parte de la administración Trump contra Venezuela" y al apoyo a "esas acciones lesivas" del líder opositor, Juan Guaidó.

Recientemente, Lavrov se mostró convencido de que "si alguien en EE.UU. opta por el uso de la fuerza, toda América Latina se opondrá" y aseguró que Moscú apoyará "cualquier acuerdo" que las partes logren en el marco de las negociaciones de Oslo.

Moscú apoyará "cualquier acuerdo". Rusia acusó también a EE.UU. de torpedear las negociaciones entre Gobierno y oposición y tachó de alarmantes las declaraciones de altos funcionarios en Washington de que "el tiempo para el diálogo ya pasó y ha llegado la hora de actuar".

Recientemente, Lavrov se mostró convencido de que "si alguien en EE.UU. opta por el uso de la fuerza, toda América Latina se opondrá" y aseguró que Moscú apoyará "cualquier acuerdo" que las partes logren en el marco de las negociaciones de Oslo.

En marzo pasado, Delcy Rodríguez se reunió en Moscú con Lavrov para recabar apoyo político, comercial y humanitario para garantizar la supervivencia del régimen de Maduro.

"Sin garantías" en Europa. Entonces, la vicepresidenta anunció que la oficina de la compañía estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) sería trasladada de Lisboa a Moscú, ya que "Europa no da garantías de respeto a nuestros activos".

Rodríguez desveló también "instrucciones muy claras" de Maduro para que los alimentos y medicamentos que el país necesita fueran adquiridos en Rusia, a lo que hay que sumar la producción "conjunta" de productos básicos en territorio venezolano.