La región de América Latina y el Caribe superó los 300.000 muertos por COVID-19, al tiempo que el fuertemente golpeado Perú sumó más de 30.000 decesos por la pandemia, se informó este martes.

Brasil, tercero en el ránking mundial en número de casos de coronavirus (4.162.073) y segundo en cantidad de fallecidos (127.464), se mantiene a su vez como el más afectado de la región en términos absolutos, apenas superado por Estados Unidos e India en cantidad de contagios y solo por Estados Unidos en decesos.

Pero Perú, con 93,28 fallecidos por cada 100.000 habitantes, es el que registra la tasa más alta de mortalidad, según un ránking que publica la Universidad Johns Hopkins, centro de referencia de Estados Unidos.

Entre los fallecidos peruanos hay al menos 171 médicos, más de 400 policías y 82 periodistas, desde que la pandemia irrumpió en el país andino hace seis meses, según gremios y autoridades.

México es octavo a nivel mundial en casos confirmados detrás de Estados Unidos, India, Brasil, Rusia, Perú, Colombia y Sudáfrica y el cuarto en muertes globales por la COVID-19.

Con 33 millones de habitantes, Perú es tercero en América Latina en decesos por la pandemia después de Brasil y México, y segundo en contagios detrás del gigante sudamericano. Pero proporcionalmente a su población, es el país más enlutado del mundo, con 93,28 muertos por cada 100.000 habitantes.

Mientras tanto México, con 642.860 casos y 68.484 decesos, está segundo entre los países latinoamericanos si se considera la cantidad de fallecidos por la pandemia.

La Secretaría de Salud mexicana reportó en las últimas 24 horas un aumento de 5.351 contagios y 703 decesos.  El  director de Epidemiología, José Luis Alomía, dijo que Los estados de Colima, Nayarit y Nuevo León acumulan la mayor ocupación de camas generales con 58% en los tres casos.

Actualmente, México es octavo a nivel mundial en casos confirmados detrás de Estados Unidos, India, Brasil, Rusia, Perú, Colombia y Sudáfrica y el cuarto en muertes globales por la COVID-19 después de Estados Unidos, Brasil e India, según datos de la Universidad Johns Hopkins.