Londres. Las acciones mundiales se enfrentaban este miércoles al fin de su mayor racha ganadora del año, ya que los inversores tomaban beneficios antes de que la Reserva Federal anuncie su decisión de política, que podría dar pistas sobre las perspectivas de las tasas de interés en los próximos años.

Las bolsas europeas siguieron la tendencia bajista de sus pares asiáticas, situando el índice MSCI de acciones mundiales en camino de poner fin a siete días de avances, en medio de reportes de renovadas tensiones en las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China.

El índice Euro STOXX 600 perdía un 0,3%, con leves declives en las plazas de Londres y París, mientras los inversores cerraban posiciones antes de la decisión de la Fed, prevista para las 1800 GMT.

Alemania presentaba un peor desempeño y su bolsa se desplomaba arrastrada por el grupo químico Bayer AG, que sufría su día más negativo en 16 años después de que un segundo jurado estadounidense determinó que su herbicida Roundup causa cáncer.

El dólar subía un magro 0,1% frente a una cesta de seis destacadas divisas rivales, a 96,297, tras desplomarse a su nivel más bajo desde el 1 de marzo en las operaciones nocturnas.

Se espera que la Fed mantenga estables las tasas y rebaje la cantidad de alzas proyectadas para el resto del año, subrayando la postura que está manteniendo desde principios de 2019 de tener una aproximación "paciente" al incremento de los costos de los préstamos.

En este escenario también juegan un papel las preocupaciones por la creciente tensión en las negociaciones comerciales de Estados Unidos, que hacían caer un 0,2% el índice amplio MSCI de acciones Asia-Pacífico exceptuando Japón.

Está previsto que las conversaciones entre Washington y Pekín se reanuden la próxima semana, la primera ronda después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, extendió un plazo del 1 de marzo para elevar los aranceles a las importaciones chinas. La guerra comercial entre las dos mayores economías mundiales dura ya ocho meses.

El dólar subía un magro 0,1% frente a una cesta de seis destacadas divisas rivales, a 96,297, tras desplomarse a su nivel más bajo desde el 1 de marzo en las operaciones nocturnas.

La libra esterlina cedía un 0,3%, a US$1,3220, afectada por la caótica salida de Reino Unido de la Unión Europea. La primera ministra británica, Theresa May, pedirá un aplazamiento corto al Brexit el miércoles, ante su incapacidad de lograr la ratificación de su acuerdo de divorcio, lo que sumió al proceso en la incertidumbre.

Los precios del crudo bajaban levemente por preocupaciones sobre el crecimiento económico global. A las 1043 GMT, los futuros del crudo referencial Brent retrocedían un 0,24%, a US$67,45 el barril.