Londres. Las acciones globales bajaban levemente este miércoles, ya que los inversores buscaban seguridad en los bonos, el yen y el franco suizo, en medio de la renovada inquietud por la pugna entre China y Estados Unidos tras reportes de que Washington tiene a otra firma tecnológica china en la mira.

El alivio generado por la relajación temporal de las prohibiciones contra la firma china Huawei Technologies se evaporó tras reportes que indicaron que la Casa Blanca estudia sanciones a la firma de videovigilancia china Hikvision.

El índice de acciones mundiales MSCI, que incluye títulos de 47 países, bajaba levemente a las 0905 GMT, ya que los inversores hacían caso omiso a activos considerados riesgosos en tiempos de incertidumbre económica y política.

Los reportes sacudieron a las bolsas de Europa y Asia, con un declive del 0,1% del índice STOXXE de la zona euro. No obstante, los papeles destacados del FTSE 100 londinense subían un 0,4%, mientras la libra esterlina caía presionada por la accidentada salida británica de la Unión Europea.

Los mercados chinos retrocedieron, con un descenso del 0,5% en el Shanghai Composite.

La ausencia de apetito por el riesgo llevó a los inversores a buscar la seguridad del franco suizo, el yen y los bonos gubernamentales alemanes.

La ausencia de apetito por el riesgo llevó a los inversores a buscar la seguridad del franco suizo, el yen y los bonos gubernamentales alemanes.

La divisa japonesa escapaba de mínimos de dos semanas frente al dólar y ganaba un 0,1%, a 110,39 unidades, mientras que la moneda helvética subía ante el euro y su par estadounidense.

No obstante, los movimientos eran escasos en los mercados financieros, ya que muchos inversores preferían quedarse en los márgenes.

La libra ocupaba el centro de las miradas, ya que perdía un 0,2%, a US$1,2712, su nivel más reducido desde enero, en medio de una profunda crisis a cuenta del Brexit, tras el dramático fracaso de la última apuesta de la primera ministra, Theresa May. El euro operaba estable, a US$1,1164.

En el petróleo, los futuros del West Texas Intermediate en Estados Unidos (WTI) cedían un 0,6%, a US$62,56 por barril, mientras que los del referencial Brent caían un 0,7%, a US$71,69 por barril.