Washington. La aprobación e implementación del acuerdo comercial entre Estados Unidos, México y Canadá (T-MEC) brindará un gran impulso a la economía de EE.UU. y ayudará a evitar una recesión, dijo Thomas Donohue, presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos.

Donohue, cuya organización encabeza una importante campaña para lograr la aprobación del acuerdo comercial, dijo que seguir adelante con el T-MEC también ayudaría a allanar el camino para acuerdos comerciales con China, la Unión Europea, Japón y otros países.

"Es un componente importante para mantenernos fuera de una recesión", dijo Donohue a Reuters después de una conferencia de prensa con otras asociaciones comerciales que presionan al Congreso estadounidense para que ratifique el reemplazo del actual Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Dijo que el momento era crítico, dado que la economía de EE.UU. tenía otros inconvenientes, incluidos los problemas en el principal exportador estadounidense, Boeing, que esta semana reportó su mayor pérdida trimestral de la historia debido al costo en espiral de resolver problemas con su 737 MAX.

"Se está produciendo una reducción en nuestro crecimiento económico y nuestro comercio con el problema de Boeing", dijo Donohue. "Sobrevivirán a esto, seguirán adelante".

"Si no nos movemos positivamente en Canadá y México, será muy, muy difícil para nosotros reunir la buena voluntad en otros lugares para obtener acuerdos con China, Japón y la UE", dijo Donohue en una conferencia de prensa.

El líder republicano de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, criticó este jueves a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y a otros demócratas que controlan la cámara, por no someter a votación el T-MEC antes de que los legisladores se retiren para su receso de verano.

"¿Qué va a hacer esto? Solo hará que nuestro país sea más fuerte, más próspero, cree más empleos, haga el debate con China incluso en una posición más fuerte para Estados Unidos y haga que el futuro sea mejor de lo que es hoy, pero no hicieron nada al respecto", dijo McCarthy a periodistas en una conferencia de prensa.

Donohue y otros líderes empresariales citaron el creciente apoyo bipartidista para el T-MEC y expresaron su optimismo de que la Cámara se movería para ratificar el acuerdo en septiembre.

Casi 600 grupos de comercio enviaron una carta instando a los legisladores a aprobar el acuerdo lo antes posible.

"Si no nos movemos positivamente en Canadá y México, será muy, muy difícil para nosotros reunir la buena voluntad en otros lugares para obtener acuerdos con China, Japón y la UE", dijo Donohue en una conferencia de prensa.

Líderes de Estados Unidos, México y Canadá firmaron el acuerdo en noviembre, pero debe ser ratificado por los legisladores de los tres países.

Los demócratas de la Cámara de Representantes han prometido bloquear el acuerdo hasta que se satisfagan sus preocupaciones sobre los aspectos ambientales, laborales y farmacéuticos del acuerdo, pero Donohue y otros dijeron que estaban optimistas de que esos problemas podrían resolverse.

Los funcionarios de la Casa Blanca dicen que el acuerdo agregaría alrededor de medio punto porcentual de crecimiento económico a la economía de Estados Unidos, creando varios cientos de miles de empleos y generando hasta US$100.000 millones en nuevas inversiones.

El Representante de Comercio de EE.UU., Robert Lighthizer, se reunirá con los legisladores demócratas sobre el acuerdo nuevamente esta semana, con un enfoque en temas de cumplimiento.

Los líderes de la industria dijeron que seguir adelante reduciría la incertidumbre y liberaría negocios para hacer nuevas inversiones.