El gobierno de Canadá anunció este jueves que tiene la intención de sumarse a la queja de México contra Estados Unidos por su interpretación de las reglas de origen en la industria automotriz, una postura que fue celebrada de inmediato por el ejecutivo del país latinoamericano.

México solicitó la semana pasada un panel de resolución de disputas bajo los términos del acuerdo de libre comercio entre los tres países, TMEC, luego de un periodo de consultas al que llamó a Washington en agosto para resolver las discrepancias y que resultó suficiente.

"La interpretación que adoptó Estados Unidos... es inconsistente con el TMEC y el entendimiento compartido por las partes y partes interesadas a lo largo de las negociaciones", dijo la ministra de Comercio canadiense, Mary Ng, en un comunicado donde anunció la decisión.

México y Canadá son más flexibles que Estados Unidos en la interpretación de las reglas de origen del acuerdo, que exige que el 75% de los componentes de un vehículo sea originado en las tres naciones para no pagar impuestos, frente al 62,5 % del anterior tratado, TLCAN.

"Celebro la decisión de Canadá de unirse a la solicitud de Panel", dijo más tarde la secretaria de Economía mexicana, Tatiana Clouthier en su cuenta de Twitter. "Juntos defenderemos la competitividad de esta industria regional", agregó.