Pekín. Una reunión entre el presidente de China, Xi Jinping, y su homónimo de Estados Unidos, Donald Trump, para la resolución de la disputa comercial entre ambos países no se concretará este mes y es más probable que se realice en abril como fecha más próxima, reportó este jueves Bloomberg citando a fuentes no identificadas.

Negociadores de las dos economías más grandes del mundo han estado trabajando en un acuerdo que logre resolver la pugna.

El Wall Street Journal reportó a comienzos de mes que ambos líderes podrían alcanzar un pacto formal de negocios en una cumbre cerca del 27 de marzo, pero Trump dijo este miércoles que no tenía prisa por completar un acuerdo.

El presidente, en conversación con reporteros en la Casa Blanca, dijo que creía que había una buena probabilidad de que se llegue a un acuerdo, en parte porque tras sufrir los aranceles estadounidenses China deseaba uno.

El Brexit provocará un cambio drástico en las relaciones comerciales de Reino Unido, obligándole a acudir a la mesa negociadora para elaborar sus propios pactos con otros países, incluido Estados Unidos.

Sin embargo, reconoció que Xi puede ser precavido y no querer llegar a una cumbre sin un acuerdo en las manos, después de ver que Trumpfinalizó una reunión en Vietnam con el líder norcoreano Kim Jong Un sin un trato.

Anticipa acuerdo con Reino Unido. Un acuerdo comercial "a gran escala" con el Reino Unido anticipó este jueves el presidente Trump, en un momento en que el gobierno británico está inmerso en un traumático proceso de salida de la Unión Europea.

"Mi Administración espera negociar un Acuerdo Comercial a gran escala con Reino Unido. ¡El potencial es ilimitado!", tuiteó Trump.

La oficina del Representante Comercial de Estados Unidos afirmó que comenzará a negociar con Reino Unido tras su salida de la UE, prevista inicialmente para el 29 de marzo.

El mes pasado presentó sus objetivos para un acuerdo, que incluyen tarifas reducidas y barreras no arancelarias para productos industriales y agrícolas estadounidenses.

El Brexit provocará un cambio drástico en las relaciones comerciales de Reino Unido, obligándole a acudir a la mesa negociadora para elaborar sus propios pactos con otros países, incluido Estados Unidos.

Trump ha convertido la economía y el comercio de su país en uno de los pilares de su presidencia, en línea con su campaña "Estados Unidos Primero", y ha puesto en marcha renegociaciones de pactos con China, Canadá y México, así como la UE.

*Con información de Reuters.