Ciudad de México. El ministro de Finanzas de Canadá, Bill Morneau, dijo este jueves que su país firmará el acuerdo comercial T-MEC la próxima semana a pesar de la permanencia de las tarifas estadunidenses a las importaciones de acero y aluminio.

En la medida en que la fecha de firma se acerca —prevista para el 30 de noviembre en el marco de la Cumbre del G20 en Argentina— el gobierno canadiense insiste en que el T-MEC y las tarifas a acero y aluminio son dos procesos separados, aunque admite que siguen ensombreciendo la esperada firma del acuerdo trilateral, que quizá sólo sea realizada por los secretarios de Comercio de cada país.

Por otro lado, para el Congreso estadounidense actual aún es posible considerar y votar el T-MEC previo al 3 de enero del 2019, para lo cual legisladores republicanos instaron al presidente Donald Trump a enviar una copia del texto antes de la firma, que será el último día de este mes.

A través de una carta de 12 senadores republicanos dirigida al mandatario, argumentan que si la administración de Trump espera al próximo año para enviar el documento al Congreso, la aprobación se complicará ante la llegada de los demócratas.

En cambio, si la Casa Blanca envía una copia del T-MEC antes del 30 de noviembre en función de que pueda ser votado en la actual legislatura, se evitará que se pause la aprobación del acuerdo ante las nuevas demandas demócratas que se pudieran presentar.

“Nos preocupa que si la administración espera hasta el próximo año para enviar al Congreso un proyecto de ley de implementación, la aprobación del T-MEC, como se negoció, sería mucho más difícil. Todavía es posible que el Congreso actual considere y vote el T-MEC antes de que finalice el Congreso 115 y lo haga usando las protecciones procesales de la Autoridad de Promoción Comercial, incluida una mayoría simple de votos en el Senado”.