Ciudad de México.- La economía mexicana se verá impulsada en 2020 por la futura ratificación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) de libre comercio, mientras el balance de riesgos sigue inclinado a la baja, difundió el central Banco de México (Banxico).

De acuerdo con la minuta de la reunión más reciente de política monetaria del Banxico, algunos integrantes de la Junta de Gobierno consideraron que también podría jugar a favor del país el próximo plan de inversión en el sector energético.

Otro factor a favor es la disipación de los choques transitorios que afectaron a las exportaciones y a la producción manufacturera. La entidad precisó que se anticipa también un gasto público más eficiente, tras el primer año de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien asumió el 1 de diciembre de 2018.

Según la minuta del aviso de política monetaria de la reunión del pasado 13 de febrero, una mayoría de los miembros consideró que la actividad económica "se encuentra sujeta a riesgos tanto externos como internos".

Algunos de los cinco miembros de la Junta de Gobierno del Banxico consideraron que se anticipan retos importantes en la implementación del T-MEC, que aún espera la ratificación de los legisladores de Canadá para entrar en vigor.

"La mayoría apuntó que se espera una recuperación gradual de la economía global en 2020 y 2021", según el documento.

El Banxico recortó el miércoles su pronóstico de crecimiento de la economía mexicana en 2020, al pasar a un rango de entre el 0,5 y el 1,5%, menor que entre el 0,8 y el 1,8% anterior, aunque mejor a la caída del 0,1% de 2019.

El pasado 13 de febrero, la Junta de Gobierno del Banxico decidió de forma unánime recortar la tasa clave de interés, su quinto movimiento consecutivo a la baja, ante el estancamiento de la economía local y una inflación moderada.

La Tasa de Interés Interbancaria a un día se modificó del 7,25 al 7%, mientras que el próximo aviso de política monetaria está programado para el 26 de marzo próximo.