Bogotá. El ministro de Hacienda de Colombia, Alberto Carrasquilla, renunció este lunes luego de que el Gobierno retiró del Congreso un polémico proyecto de reforma fiscal, en medio del rechazo generalizado de los partidos políticos y protestas en las calles que dejaron varios muertos y cientos de heridos.

La iniciativa propuesta por Carrasquilla buscaba originalmente unos 23,4 billones de pesos (US$ 6.256 millones) subiendo impuestos a personas y empresas.

Lea también: El peso colombiano se desploma y la deuda pública se desvaloriza tras el retiro de la polémica reforma tributaria

Pese al retiro de la reforma, el presidente Iván Duque insistió este domingo en que es necesario tramitar otro proyecto para asegurar la estabilidad fiscal y mantener programas de asistencia social, aunque dijo que la nueva propuesta resultaría del consenso entre los líderes empresariales, los partidos políticos y la sociedad civil.

"Mi continuidad en el Gobierno dificultaría la construcción rápida y eficiente de los consensos necesarios", dijo Carrasquilla, citado en un comunicado.

Antes del anuncio de la dimisión del ministro de Hacienda, el peso cerró con caída de un 1,38% a un mínimo de seis meses de 3.804,95 unidades por dólar.

La agencia Moody´s dijo que el retiro de la propuesta es negativo desde una perspectiva de su calificación, por lo que reevaluará los elementos considerados a finales del año pasado cuando asignó una perspectiva negativa a la nota del país.

Le puede interesar: Colombia denuncia infiltración de grupos violentos en protestas que dejaron al menos 17 muertos

Las protestas, que dejaron varios muertos en todo el país desde que comenzaron la semana pasada, continuaron el lunes en algunas ciudades, a pesar del retiro de la iniciativa.