El turismo ya ha empezado a sentir los efectos del coronavirus de Wuhan (China) que ya ha dejado al menos 132 víctimas mortales, 5.974 infectados en 31 provincias chinas y más de 70.000 en observación. Numerosas aerolíneas de todo el mundo han anulado sus operaciones con China y han comunicado a sus viajeros que les devuelven el dinero de los billetes comprados, al tiempo que las agencias de viajes alertan de un descenso de los viajes a la región asiática durante los próximos meses.

Algunas de las principales aerolíneas mundiales, incluidas United Airlines, Delta o British Airways, han anunciado reducción o suspensión de sus vuelos a China debido al miedo que está provocando la propagación del coronavirus, así como a la caída de la demanda de billetes hacia este destino.

United Airlines asegura que debido a la disminución de la demanda de viajes a China se suspenden algunos vuelos con Pekín, Hong Kong y Shanghai hasta el 8 de febrero. "Continuaremos vigilando la situación mientras se desarrolla y ajustaremos nuestro cronograma según sea necesario", explicó.

De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) la advertencia de viaje para China ya está en su máximo nivel, con lo que se recomienda a las personas que "eviten viajes no esenciales" a China.

En Europa, British Airways ha suspendido todos los vuelos con destino y origen en China continental con efecto inmediato debido al nuevo brote de coronavirus. "Pedimos disculpas a los clientes por las molestias, pero la seguridad de nuestros clientes y de la tripulación es siempre nuestra prioridad", ha explicado la aerolínea en un comunicado.

De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) la advertencia de viaje para China ya está en su máximo nivel, con lo que se recomienda a las personas que "eviten viajes no esenciales" a China.

La compañía ha añadido que está siguiendo los consejos del Ministerio de Asuntos Exteriores de Reino Unido, que ha recomendado suspender todos los viajes al país asiático, excepto los esenciales.

La compañía, que opera vuelos diariamente desde el aeropuerto londinense Heathrow con Pekín y Shanghái, pertenece al grupo IAG, del que también forman parte la empresa española Iberia y de Vueling, Air Lingus y Level.

Iberia está analizando la situación. Iberia asegura que está valorando si adoptar la misma medida que British Airways y cancelar sus vuelos a China, según fuentes de la compañía. La aerolínea asegura que están en contacto con los Ministerios de Sanidad, Exteriores e Interior y analizando la actual situación permanentemente.

"Además, solo tenemos tres frecuencias semanales y el próximo vuelo es el viernes, por lo que hay cierto margen de análisis y estamos evaluando permanentemente la situación", han afirmado fuentes de Iberia.

Air France ha anunciado que va a devolver el dinero a aquellos viajeros que renuncien a viajar. Por el momento, sin embargo, la compañía no ha anulado sus vuelos a China, aunque ha dejado de volar a la ciudad de Wuhan.

Por su parte, la aerolínea alemana Lufthsansa no ha anulado ninguno de sus vuelos a China y asegura "haber aplicado medidas" para prevenir los contagios del coronavirus. Se han distribuido mascarillas al personal de cabina y de tierra.

Ural Airlines suspende vuelos. La compañía aérea rusa Ural Airlines, que viaja a Munich, París y Roma, también ha anunciado este miércoles la suspensión de todos sus vuelos hacia Europa debido a la propagación del nuevo coronavirus que se expande por China. Los vuelos se reanudarán después de la normalización de la situación epidemiológica.

Los pasajeros podrán obtener la devolución de los billetes de avión comprados. Es posible obtener el reembolso solo por billetes comprados antes del 24 de enero de 2020 para vuelos hasta el 7 de febrero de 2020.

Otras aerolíneas como la rusa Aeroflot o las chinas Xiamen Air o Hainan Airlines ya han enviado sendos comunicados a las agencias de viajes informándoles de la posibilidad de reembolsar o reemitir billetes sin gastos.

También otras compañías como Philippine Airlines y Virgin Atlantic anunciando la posibilidad de cambiar las fechas de los vuelos o reconducirlos hacia otros destinos diferentes a China o Hong Kong.

La aerolínea indonesia Lion Air, que tiene la mayor flota en el sudeste asiático, va a suspender sus vuelos a China a partir del 1 de febrero. Un millón de turistas chinos se desplazan anualmente a Indonesia.

Cathay Pacific, cuyo principal hub está instalado en el aeropuerto intentacional de Hong Kong ha indicado que va a "reducir progresivamente", al menos a la mitad, sus vuelos hacia y desde la China continental. La medida comenzará a aplicarse este jueves y durará hasta marzo

El virus ha coincidido ademas con la celebración del Año Nuevo lunar, un periodo de vacaciones en China que se ha visto afectado por las restricciones de movilidad de miles de ciudadanos chinos en el propio país debido al coronavirus.