La Paz. Bolivia afina nuevos acuerdos de venta de gas con Argentina y Brasil que proyecta serán más beneficios que los actuales, debido a que incluyen similares nominaciones con mejores utilidades. En ese marco, anunció este lunes el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, la Casa Grande del Pueblo rubricará en los próximos días acuerdos con firmas privadas brasileñas, inclusive por derivados del energético.

“Estamos en las últimas reuniones, en esta semana tenemos reuniones importantes que, aclaro, lo que estamos acordando es de mayor beneficio de los actuales alcances que tiene el contrato. Entonces, tenemos la seguridad y la Argentina y Brasil van a seguir comprando, vamos a tener mayores utilidades, estamos seguros. Las nominaciones estarán casi similares en promedio anuales”, dijo Sanchez.

En ese nuevo escenario que le permitirá al país firmar contratos gasíferos con empresas privadas, anunció que “este miércoles vamos a firmar varios contratos de gas y sus derivados con empresas brasileras y las subsiguientes semanas de igual manera, es una gran apertura”.

El 19 de noviembre de este año la autoridad del sector había anunciado “dos o tres contratos” de gas con empresas privadas de Argentina y Brasil y posibles descubrimientos de más reservorios de hidrocarburos para las siguientes semanas.

Cuatro días después, el 23, aseguró que la posibilidad de que la estatal brasileña Petrobras reduzca a la mitad su volumen de compra de gas boliviano representaba una “ventaja” para Bolivia porque le permitiría comercializar el energético de forma directa.

 

Esas premisas fueron destacadas este lunes en una suerte de evaluación preliminar que hizo de la gestión que concluye y las proyecciones que tiene Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) en materia de hidrocarburos para 2019.

“Seguimos en la exploración de nuevos mercados, en que YPFB pueda internacionalizarse. Hay un nuevo concepto de que YPFB no solo debe vender, sino que tiene comercializar el gas en los países vecinos”, entre ellos Brasil, Argentina y Paraguay.

En el mismo marco, aseguró que prosiguen las gestiones para exportar Gas Natural Licuado (GNL) por puertos de licuefacción en Argentina y Brasil, que ya tienen la logística necesaria, y se trabaja en un similar proyecto para usar el puerto peruano de Ilo.

También destacó la incursión del país en la era de los biocombustibles que se consolidaron con la comercialización del bioetanol en cuatro regiones del país.